Sur de la Florida

Comunidad enfurecida por muerte de niño de 6 años baleado en Miami

King Carter, el niño que perdió la vida tras ser baleado.
King Carter, el niño que perdió la vida tras ser baleado.

Ha pasado de nuevo. La policía busca a varios hombres que se cree son responsables por la muerte de un niño de 6 años que murió durante un tiroteo la tarde del sábado. King Carter se dirigía hacia el negocio ubicado en la esquina de su complejo de apartamentos para comprar dulces, en la Calle 103 del Noroeste y la Avenida 12, cuando fue baleado.

Oficiales de policía del Condado Miami-Dade se desplegaron por toda la cuadra, buscando evidencia y revisando la zona hasta con su helicóptero por tres sospechosos que habrían huído montados en una camioneta negra de cuatro puertas.

“Estoy enojado. Nuestros agentes están enojados. La comunidad esta furiosa”, dijo Juan Pérez, jefe de la policía condal. “Todos tenemos hijos, y cuando uno deja que los hijos salgan a jugar a la calle no espera que alguien les va a disparar en tu vecindario. Es un horror”.

El ambiente en el Hospital Jackson Memorial, donde King fue pronunciado sin vida, era de lágrimas, abrazos, y de rabia.

“¡Alguien tiene que haber visto algo! ¡Alguien tiene que haber escuchado algo porque vivimos en una zona donde todos hablan con todos”, dijo muy emocionada una tía de la víctima.

El alcalde del condado, Carlos Giménez, también estuvo presente en la escena del crimen. El alcalde dijo que agregaría $20,000 de los fondos de su oficia a los $5,000 del servicio de Crime Stoppers para intentar conseguir información que ayude a dar con el paradero de los responsables.

“Tenemos que subir la recompensa porque esta comunidad necesita ayuda”, dijo Giménez. “La clave para detener esto está en que todos nos ayudemos. Mucha gente sabe dónde se vende droga y a eso apuntamos...Necesitamos información”.

Allegados a la familia dijeron que la familia del niño trabajaba duro para mantenerlo fuera de problemas, para que asista a la escuela y practique deportes.

“Te garantizo esto”, dijo el padre de King, Santonio Carter. “El lunes por la mañana voy a empezar una campaña para ayudar a otros niños de nuestra familia, que hagan sus tareas, traerlos de la escuela. Que se diviertan. Llevarlos a pescar. Que aprendan a ser personas rectas”.

King fue baleado a una cuadra de la escuela Van E. Blanton Elementary, en la Calle 103 del Noroeste y la Avenida 11, donde cursaba primer grado.

El superintendente de la Escuelas Públicas de Miami-Dade, Alberto Carvalho fue al hospital para apoyar a la familia.

“Escuché sobre esta tragedia de mis colegas ya que la tía de este chico es una gran maestra”, dijo Carvalho. “Sabemos que continúa existiendo un código de silencio que sigue victimizando a nuestros niños, las almas más inocentes de Miami”.

“Los estamos cazando”, les advirtió Pérez a los criminales. “Y si están involucrados de alguna manera deben entregarse. No creo que la comunidad se quede de brazos cruzados, eventualmente los vamos a atrapar”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios