Sur de la Florida

Se perfila choque entre Rubio, Cruz y Trump al acercarse la primaria de la Florida

Nuevos ciudadanos de Estados Unidos llenan los formularios de votantes después de la ceremonia de juramentación, en una oficina de la USCIS en Miami, el viernes 12 de febrero.
Nuevos ciudadanos de Estados Unidos llenan los formularios de votantes después de la ceremonia de juramentación, en una oficina de la USCIS en Miami, el viernes 12 de febrero. / rkoltun@elnuevoherald.com

Para la mayoría de los 152 inmigrantes que recientemente juraron lealtad a su nuevo país en Miami, su primera acción instantes después de la ceremonia fue la de registrarse para votar.

Los nuevos ciudadanos rodearon la mesa de registro y sin titubeos comenzaron a llenar los formularios.

Donde sí titubearon fue sobre por quien iban a votar. Georgina Tejera, originalmente de Cuba, dijo que aun no está lista para revelar su favorito, pero otra cubana, María Rubio, dijo que va a votar por el senador por Florida Marco Rubio, que no es su familiar.

La emocionante campaña presidencial, marcada por el descontento de los votantes, ha atraído el interés del público como nunca, debido a la incertidumbre del resultado, los entretenidos candidatos y los temas nacionales que ponen mucho en juego.

Y después de los resultados de la primaria de Carolina de Sur, que ganó el magnate Donald Trump, se perfila un choque titánico entre los dos candidatos de origen cubano, Rubio y el senador por Texas Ted Cruz, que quedaron en segundo y tercer lugar respectivamente. En tanto, el ex gobernador de la Florida Jeb Bush, no figurará en la primaria de la Florida en marzo porque suspendió su campaña luego de quedar cuarto en Carolina del Sur.

Desde el reemplazo del miembro conservador del Tribunal Supremo, Antonin Scalia, que murió en Texas el 13 de febrero, hasta la suerte de 11 millones de inmigrantes indocumentados y el futuro de las relaciones con Cuba son algunas de las disyuntivas en juego.

Pero, mucho antes de la elección en noviembre, los votantes de los estados tendrán la oportunidad de eliminar precandidatos que no sean de su agrado en una serie de asambleas partidistas y primarias.

La primaria de la Florida será el 15 de marzo. En si, los floridanos ya empezaron a votar, si es que pidieron un voto ausente, o absentee ballot. La votación anticipada será del 29 de febrero al 13 de marzo.

Aunque todos los candidatos han atraído atención, los republicanos han despertado más interés, principalmente porque Trump, que es estrella de televisión, no tiene empacho por insultar y criticar duramente a todos sus rivales.

El número de televidentes que siguen los debates reflejan un mayor nivel de interés por los republicanos. El último debate republicano atrajo un promedio de 13.5 millones de televidentes – cinco y medio millones más que los que atrajo el debate entre los demócratas, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton y el senador por Vermont Bernie Sanders.

Iowa ya sufragó en la primera votación del país el 1ro de febrero, dándole el primer triunfo al senador cubanoamericano de Texas Ted Cruz – para sorpresa de los encuestadores que pronosticaban una aplastante victoria para Trump, que quizás cometió el error de no haber participado en el debate previo al voto.

El 9 de febrero, vino la primaria de New Hampshire, donde finalmente los encuestadores tuvieron razón y Trump salió ganador con amplio margen.

Los candidatos cubanoamericanos, Cruz y el senador por Florida Marco Rubio, han tenido resultados mixtos.

En Iowa, Cruz ganó mientras que Rubió quedó tercero luego de Trump.

En New Hampshire, Cruz quedó tercero luego de Trump (primero) y el gobernador de Ohio John Kasich (segundo) – mientras que Rubio quedó cuarto, cosa que atribuyó a una mala actuación en el debate previo a la votación.

En Carolina del Sur, la primaria republicana la ganó Trump, mientras que Rubio quedó segundo y Cruz tercero. Bush, que quedó cuarto, suspendió su campaña.

En Nevada, las asambleas partidistas o caucuses de los demócratas dieron el triunfo a Clinton, con apretado margen contra Sanders.

Clinton ganó en Iowa en cerrada votación, pero Sanders triunfó en New Hampshire con amplio margen.

Luego que todos los resultados estén contabilizados, se medirá en Nevada por primera vez la fuerza de los votantes hispanos, ya que ese estado tiene gran número de latinos registrados para votar.

Un estudio reciente de la cadena CNN en Español, en conjunto con el Centro de Estudios Latinoamericanos, Caribeños & Latinos así como el Centro de Posgrado de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), dice que el registro y tasas de voto en estados como Nevada, Florida y California han llegado a niveles “extraordinarios”.

Los hispanos de Nevada constituían solo el 3.9 por ciento de los votantes en el estado en 1996, pero aumentaron al 15 por ciento en el 2012.

En Florida, según el estudio, los hispanos emitieron el 9.2 por ciento de los votos en 1996 pero la tasa subió al 17.3 por ciento en el 2012.

Una encuesta reciente de Burson Latina, división de Burson-Marsteller, en colaboración con Research Now, New American Dimensions y el Center for Multicultural Science muestra que Rubio y Clinton van adelante de sus rivales entre votantes hispanos.

Rubio cuenta con la mayoría del voto republicano con un 30 por ciento mientras que Trump y Cruz empatan con un 19 por ciento de votos latinos.

En cuanto a los demócratas, la encuesta muestra que un 61 por ciento de votantes latinos prefieren a Clinton, contra 26 por ciento a favor de Sanders.

La primaria de la Florida es el 15 de marzo.

En Miami, un gran número de cubanos entrevistados por el Nuevo Herald parecen preferir a Rubio, mientras otros votarían por Trump o Bush, que el sábado suspendió su campaña. Ninguno de los cubanos entrevistados expresaron apoyo por Cruz.

Solo uno de los nuevos ciudadanos entrevistados dijo haberse registrado como demócrata. Karina Clonda, de Alemania, dijo que su candidata es Hillary Clinton.

Un grupo de cubanos que se reúnen todas las mañanas en La Carreta cerca de la esquina de Bird Road y la 87 Avenida, “votaron” informalmente el viernes mayoritariamente por Rubio. Los “votos” fueron siete por Rubio, dos por Trump y uno por Bush.

En “votaciones” anteriores, la tertulia de La Carreta también ha favorecido a Rubio.

Antes de Iowa, el grupo le dio siete “votos” a Rubio y tres a Trump; y antes de New Hampshire, los “votos” fueron ocho para Rubio, uno para Trump y uno para Bush.

Por cierto, muchos cubanos en la Florida piensan que Cruz no habla español, pero el debate del 13 de febrero mostró que si lo habla – aunque no bien.

Cruz habló en español luego que Rubio lo increpó por haber afirmado que Rubio le había asegurado a Univisión que no derogaría las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama sobre inmigración.

“Yo no se como sabe que dije en Univisión porque él no habla español”, dijo Rubio en inglés, a lo que rápidamente Cruz contestó en español: “Marco, si quieres, díselo ahora, ahora mismo, díselo ahora, en español -- si quieres”.

Rubio no dijo más al respecto.

El 19 de abril del 2015, el presentador Jorge Ramos del programa Al Punto, de Univisión, le preguntó a Rubio si mantendría la acción ejecutiva de Obama llamada Acción Diferida para Llegadas en la Infancia (DACA), que protege contra la deportación a los llamados Dreamers.

Rubio respondió que no la desmantelaría de inmediato, pero que eventualmente tendría que terminar.

Según una transcripción de Univisión en español, Rubio dijo: “DACA va a tener que terminar en algún momento determinado. Yo no la desharía inmediatamente. La razón es porque hay personas que tienen ese permiso, que están trabajando, que están estudiando, y no creo que sería justo cancelarlo de un momento a otro”.

Pero, el jueves Rubio le dijo a CNN que si gana eliminará DACA en su primer día como presidente.

“En mi primer día en el cargo me desharé de eso porque es inconstitucional”, dijo Rubio.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios