Sur de la Florida

POR TU SEGURIDAD: Protege a nuestros equipos de rescate obedeciendo la ley “Move Over” de Florida

Un policía de Seattle realiza una revisión de rutina a un vehículo en el 2013.
Un policía de Seattle realiza una revisión de rutina a un vehículo en el 2013. MCT

La semana pasada tuve que manejar a Tampa, y, una vez más, la gente no presta atención mientras conduce, especialmente en Alligator Alley (la Interestatal 75, también conocida como “Callejón de los Caimanes”). Gente sin el cinturón de seguridad puesto, conduciendo a 80 o 90 millas por hora.

¿Y qué puedo decir de los padres que no hacen que sus hijos se pongan sus cinturones de seguridad, o los que no los usan ellos mismos? Señores, la ley del uso primario del cinturón de seguridad entró en vigor el 30 de junio del 2009, de modo que hagamos las cosas como se deben. La vida que usted salvará podría ser la suya o la de sus hijos.

Pero lo que realmente me molestó en este viaje fue ver gente manejando tan cerca de unidades de emergencia, carros policíacos y patrulleros de carreteras sin importarles un comino la seguridad.

De modo que, una vez más, tengo la esperanza de educar a nuestros lectores acerca de esta importantísima ley llamada “Move Over”, formulada para la seguridad de los trabajadores de emergencia.

La ley exige que los conductores reduzcan la velocidad o cambien de senda cuando un vehículo de emergencia esté parqueado en el costado de la vía.

Este es un resumen, cortesía del Departamento de Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados del sistema.

Si usted conduce por una vía con múltiples sendas que van en la misma dirección y usted se acerca a un vehículo de emergencia estacionado junto a la vía, usted deberá abandonar la senda más cercana a dicho vehículo tan pronto como sea posible hacerlo con seguridad.

Si usted no puede abandonarla con seguridad, o si está en una vía con sólo una senda en cada dirección, usted deberá reducir la velocidad a 20 millas por hora por debajo del limite de velocidad, a menos que un agente de las autoridades le indique lo contrario. Si el limite de velocidad es de 20 millas por hora, usted deberá reducir la velocidad a 5 millas por hora.

Si usted no cambia de senda, la penalidad es de alrededor de $149, dependiendo del condado, y tres puntos a su licencia.

Por favor, lectores, envíen esto a todas las personas que conozcan: la vida que ustedes salven puede ser la de alguien que está tratando de salvar la vida de otros.

Lectores, yo sé que conducir en Miami-Dade o en cualquier otra parte puede ser una pesadilla a veces, pero tenemos que tener muy en cuenta que los “carros” pueden matar a personas, y si todo el mundo maneja pensando que un carro es un arma, estoy seguro de que sus hábitos de conducción cambiarían. Yo aguanto la respiración cada día en el Palmetto ante los “casi accidentes” que tienen lugar delante de mí.

Así que, por favor, tómenlo suave, manténganse alerta a lo que ocurre a su alrededor, y, por favor, sean corteses en la vía.

Este es un correo electrónico interesante que recibí de parte de un lector en relación a “no cerrar con llave” su auto:

“Querida Carmen, gracias por toda la información que usted nos brinda para nuestra seguridad, pero por desgracia no todo el mundo hace caso.

“La semana pasada, varios carros en mi cuadra sufrieron robos. Bueno, los dejaron sin llave. Nuestras cámaras muestran a varios muchachos y muchachas cuando los dejan al inicio de nuestra calle a eso de las dos de la mañana. Ellos empezaron a comprobar a ver cuáles carros estaban abiertos, y encontraron varios. Lo que es aterrador es que, en tres de esos autos, los dueños tenían un arma en la guantera, y la gente se pregunta cómo es que estos muchachos de la calle consiguen armas.

“Por favor, recuerde a sus lectores que no dejen sus armas en el auto”.

Carmen González Caldwell es directora ejecutiva de Citizens’ Crime Watch of Miami-Dade. Envíele comentarios y noticias para esta columna a carmen@citizenscrimewatch.org, o llámela al 305-470-1670.

  Comentarios