Sur de la Florida

Condenan a Michael Hernández a cadena perpetua... otra vez

Michael Hernández trata de controlar sus emociones cuando testifica en el estrado este jueves.
Michael Hernández trata de controlar sus emociones cuando testifica en el estrado este jueves. C.M. GUERRERO

Michael Hernández, quien cuando era adolescente apuñaló salvajemente a su compañero de clase hasta la muerte dentro de un baño en la escuela intermedia Southwood, se dirige de nuevo a la cárcel de por vida.

Un juez condenó nuevamente a Hernández, ahora de 26 años, por el asesinato de Jaime Gough, de 14 años, ocurrido en febrero de 2004. Gough fue apuñalado más de 40 veces en un crimen que conmocionó al sur de la Florida.

Hernández, condenado por asesinato en primer grado, fue originalmente sentenciado a cadena perpetua después de su juicio en el 2008. Se le concedió una nueva sentencia después de que el Tribunal Supremo de EEUU prohibió en el año 2012 una cadena perpetua automática sin la posibilidad de libertad condicional para menores condenados por asesinato.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios