Sur de la Florida

Policía de Miami-Dade trató de eliminar evidencias tras atacar a conductora

Jonathan Lang
Jonathan Lang WFOR-CBS4

Cuando una conductora acusó al policía de Miami-Dade, Jonathan Lang, de dispararle durante un incidente de furia al volante en julio, patrulleros estatales remolcaron su SUV a un lugar cerrado de autos confiscados.

Pero antes de que los patrulleros pudieran obtener una orden de registro para revisar el vehículo, Lang se coló en el sitio de South Miami-Dade y se robó la pistola Glock que estaba escondida dentro del SUV, de acuerdo con una orden de arresto dada a conocer el miércoles.

La evidencia en su contra: videos de vigilancia, ADN y un examen de los archivos de teléfonos celulares, los cuales mostraron que Lang usó su teléfono en el área geográfica cercana al lugar durante su incursión en el mismo, según la orden de arresto.

Lang, de 42 años, está acusado ahora de asalto con agravantes con un arma de fuego, disparar ilegalmente un arma de fuego y manipulación de pruebas físicas. Él fue arrestado y salió en libertad bajo fianza el miércoles por la mañana.

La Glock — que se cree fue robada— no ha sido encontrada todavía.

La Fiscalía afirma que en la noche del 27 de julio, Lang y su esposa Christine iban conduciendo por el Turnpike de la Florida cerca de Caribbean Boulevard cuando estuvieron a punto de chocar con Georgina Illa, agente de correccionales. Ella le hizo señales con las luces y luego trató de pasarlo.

Illa dijo que Lang abrió la ventanilla del lado del pasajero y le tiró una botella o un vaso a su carro, y luego le apuntó con una pistola negra.

“La víctima escuchó entonces un estampido que identificó como un disparo”, según la orden de arresto. La bala atravesó el baúl del auto de Illa y acabó incrustándose en la parte trasera del brazo del asiento trasero del lado del pasajero. Nadie sufrió heridas.

Illa hizo señas a un agente de la policía de Miami-Dade, quien hizo parar el SUV de Lang. Un auto de la Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP) notó que un panel detrás de la guantera parecía “haber sido movido”, y consideró que el arma podría estar oculta detrás del mismo.

Al día siguiente, el sargento de FHP Mark A. Shoaff, armado con una orden de registro, acudió al lugar de Excaliber Towing en el 14294 SW 142 Ave. El encontró que la cinta policial amarilla que sellaba el SUV estaba rota y el panel donde se creía que el arma fue escondida, estaba ahora vacío.

El video de vigilancia mostró a un hombre parecido a Lang colándose en el lugar. Él llevaba un “sombrero grande” y “guantes de color oscuro”, según la orden de arresto, y usó el control remoto del vehículo para abrir el SUV antes de “sacar un artículo del área del pasajero delantero”.

El incidente tuvo lugar pocas horas después del disparo. No todas las pruebas desaparecieron del SUV.

Exámenes forenses identificaron el ADN de Lang alrededor del área donde se creía que se había ocultado el arma, según la orden de arresto. El lado del pasajero dio positivo asimismo en una prueba de detección de residuos de disparos.

Detectives encontraron además dos cargadores de 9 mm, de los que faltaba una bala.

La fiscalía dijo además que Christine Lang llamó a un amigo, el sargento de la policía de Miami-Dade Matthew Fryer, y admitió que su esposo había estado involucrado en “un incidente de furia al volante”. El mismo Lang llamó a Fryer y dijo “Metí la pata”, y “Voy a perder mi trabajo”.

Investigadores creen además que los Lang trataron de borrar mensajes de texto incriminatorios.

Illa, agente de prisiones de Miami-Dade, está demandando a Lang. Él no tenía abogado designado alguno y no fue posible contactarlo para que comentara al respecto. El será encausado el 12 de febrero.

  Comentarios