Sur de la Florida

Un invierno más cálido en el norte hace bajar ocupación hotelera en Florida

El Puerto de Miami y la ciudad de Miami.
El Puerto de Miami y la ciudad de Miami. Al Diaz / Miami Herald Staff

La ocupación hotelera en el sur de Florida descendió durante los meses del invierno que acaba de concluir en comparación con un año atrás, en parte debido a que las temperaturas en el norte fueron más altas de lo normal, según un estudio difundido este lunes.

De acuerdo con el estudio de la firma consultora STR Inc. publicado en el South Florida Business Journal, también el hecho de que en Canadá y Brasil las monedas locales se hayan debilitado respecto al dólar ha tenido efectos negativos para la industria hotelera de los tres condados del sur de la Florida.

En Miami-Dade, con 51,886 habitaciones de hotel en oferta, la ocupación hotelera en diciembre se redujo el 1.7 %, hasta quedar en el 76.7 %; la de enero, el 2.4 % para un 80.9 %, y la de febrero, el 4.2 %, hasta situarse en el 84 %, en comparación con los mismos meses del año anterior.

La tarifa hotelera diaria promedio bajó en febrero por primera vez en 28 meses y se situó en 249,60 dólares.

Nueva York es el origen de la mayoría de los turistas estadounidenses que visitan Miami-Dade en invierno, los llamados “snowbirds” (pájaros invernales), que este año han tenido un tiempo relativamente templado en casa y por tanto menos necesidad de calentarse al sol de Florida.

En cuanto a los turistas extranjeros el número uno corresponde a los canadienses y el número dos a los brasileños, los cuales en ambos casos se encuentran actualmente con unas monedas locales muy débiles respecto al dólar y en el caso de los segundos, además, con una crisis política y económica cada vez más profunda.

En el vecino condado de Broward, al que pertenece Fort Lauderdale, se registraron caídas del 1, 5.1 y 6 % en los índices de ocupación hotelera de diciembre, enero y febrero, respectivamente, pero la tarifa hotelera promedio aumentó y se situó en 186.65 dólares por día.

Broward tiene 30,619 plazas hoteleras y la ocupación fue del 79.3 % en diciembre, del 81.4 % en enero y del 87.2 % en febrero.

En el selecto condado de Palm Beach, el más septentrional de los tres y con un turismo eminentemente doméstico, también disminuyó el número de habitaciones ocupadas en los tres meses de invierno, pero aumentó la tarifa hotelera promedio a 241 dólares por día.

Con una oferta de 16,748 plazas hoteleras, la tasa de ocupación en diciembre en Palm Beach fue del 74.1 %, lo que significa un 4.5 % menos que un año atrás, en enero del 79.2 %, un 3.2 % menos, y en febrero del 85.8 %, un 4 % menos.

En 2015, Florida batió por quinto año consecutivo su récord de visitantes al recibir a más de 105 millones de turistas internacionales y de fuera de este estado, al mejorar en un 6.6 % la cifra del curso anterior, que alcanzó 98.5 millones. EFEUSA

  Comentarios