Sur de la Florida

Madre asesinada a tiros en Westchester por ex esposo

Una niña de 15 años fue puesta el miércoles bajo la tutela de los padres de su amiga luego de que su madre fue asesinada a tiros la noche antes en un concurrido centro comercial de Westchester.

La policía dijo que el miércoles la madre de la chica, Lourdes Martínez-Rodríguez, se había reunido con su esposo —a quien la policía no ha identificado aún—, de quien estaba separada, en Westchester Shopping Plaza para tener una conversación con él, cuando él la mató a tiros antes de usar el arma contra sí mismo. El centro está en Coral Way y SW 87 Avenue.

La adolescente, según la policía, fue testigo de la muerte de su madre. El hombre fue llevado al Kendall Regional Hospital donde permanece en estado de gravedad.

De acuerdo con CBS4, asociada noticiosa del Miami Herald, ningún otro familiar se presentó en la audiencia del miércoles, y no está claro si el esposo de su madre era el padre de la adolescente porque los papeles de la chica están todavía en Cuba.

Luego que el juez Alan Fine habló con la adolescente el miércoles durante la audiencia, él ordenó que ella reciba de inmediato servicios de apoyo emocional.

El matrimonio que obtuvo su custodia, Jorge Delgado y Ania Martínez, dijo a CBS4 que la adolescente estaba “muy acongojada”.

Delgado no quiso hacer más comentarios a la estación noticiosa.

“No, ahora no. Ahora no. La situación es muy tensa”, dijo a CBS4.

El incidente tuvo lugar a eso de las 6:30 p.m. del miércoles en Westchester Shopping Plaza, 8679 SW 24 St. De acuerdo con la policía, ambos estacionaron sus autos — el de ella un auto rojo de cuatro puertas, el de él un SUV blanco — uno al lado del otro para conversar. En determinado momento, la conversación se convirtió en una discusión.

Las personas que estaban cerca dijeron que habían oído un estampido, y describieron el caos que se formó mientras los presentes trataban de averiguar lo ocurrido. El auto de ella fue cubierto con una lona amarilla.

“Sonó como un disparo, pero yo no podía creerlo”, dijo Adriana Huezo, de 16 años, quien estaba en el Westchester Café cuando escuchó el estruendo. “Fue algo terrorífico”.

La policía no pudo confirmar el miércoles si la pareja había tenido un historial de violencia doméstica. La portavoz policial Robin Pinkard dijo, no obstante, que Martínez-Rodríguez había hecho lo correcto al encontrarse con él en un lugar público.

“Desafortunadamente, eso no ayudó en este caso”, dijo. “Pero siempre decimos que, si tienes que encontrarte con alguien, lo hagas en un lugar público”.

Pinkard dijo que el incidente es un recordatorio de por qué hay que tomar en serio las situaciones domesticas difíciles, y nunca ignorarlas.

“No importa lo insignificante que algo parezca, es importante notificar a la policía”, afirmó. “Nosotros podemos ayudar”.

CBS4, asociada noticiosa del Miami Herald, contribuyó a este reportaje.

  Comentarios