Sur de la Florida

Madre de joven cubano que gritó ‘¡abajo los Castro!’ teme por su vida

‘Estoy orgullosa de tener un hijo tan valiente’

Debido a la protesta que atrajo atención internacional sobre Yasser Rivero Boni, su madre Yaquelin Boni teme que las autoridades lo vayan a enviar a prisión por varios años.
Up Next
Debido a la protesta que atrajo atención internacional sobre Yasser Rivero Boni, su madre Yaquelin Boni teme que las autoridades lo vayan a enviar a prisión por varios años.

La madre del joven cubano que interrumpió una transmisión de la cadena ESPN en La Habana para gritar “¡Abajo los Castro! reconoció el jueves que tuvo sentimientos encontrados al enterarse del hecho ya que temió por su integridad física pero a la vez se sintió “orgullosa de ver un hijo tan valeroso”.

Ahora, debido a la protesta que atrajo atención internacional sobre Yasser Rivero Boni, Yaquelin Boni teme que las autoridades lo vayan a enviar a prisión por varios años.


“Yo quiero pedirle al mundo, a todos los medios, a Amnistía Internacional, que verdaderamente me ayuden con una medida ante el gobierno cubano de protección sobre la situación física de mi hijo, que peligra gravemente”, dijo la mujer en entrevista con el Nuevo Herald en la casa donde vive en West Palm Beach.

“Ya él es un ejemplo viviente de las consecuencias, de lo que es capaz el dictador Raúl Castro, porque es un dictador fascista, que está usando métodos fascistas contra la sociedad civil y contra el pueblo. Su vida corre peligro. Puede ir a prisión o incluso pueden desaparecerlo y que yo no sepa más nunca de mi hijo”.

Por otra parte, agregó, el arresto de su hijo luego de la protesta ante ESPN demuestra que Castro desoyó el pedido del presidente Barack Obama, quien en un discurso en La Habana el martes exhortó al líder cubano a oír las voces de su pueblo.


“Con la detención brutal que hizo contra mi hijo demostró que realmente a él no le interesan los derechos humanos y la libertad para el pueblo de Cuba”, dijo Boni.

En la entrevista, de cerca de una hora, Boni no solo detalló su reacción sobre la protesta y el arresto de su hijo, sino que también habló sobre el impacto que el acto tuvo sobre ella. Afirmó que discutió con su hijo antes y después de la protesta y lo que para ella significaba la visita de Obama, que se extendió del domingo al martes, cuando el mandatario estadounidense partió hacia Argentina.

Rivero Boni adquirió protagonismo a nivel internacional cuando el martes interrumpió, junto con otros manifestantes, una transmisión en vivo del periodista Bob Ley de ESPN desde una calle de La Habana, al término del partido de béisbol entre los Rays de Tampa Bay y el equipo nacional de Cuba, y poco después de que el presidente Barack Obama hubiera concluido su visita a la isla.


Los manifestantes, entre los que estaba Rivero Boni, de 30 años, gritaban consignas. En momento dado, Rivero Boni saltó al primer plano de la cámara para gritar “¡Abajo los Castro!” antes de ser arrestado por miembros de las fuerzas de seguridad cubanas y metido a un auto patrullero en el cual fue transportado a un centro policial de detención. El joven fue liberado horas después después de haber sido golpeado, según le dijo a su madre en una llamada telefónica a West Palm Beach.

Debido a la protesta que atrajo atención internacional sobre Yasser Rivero Boni, su madre Yaquelin Boni teme que las autoridades lo vayan a enviar a prisión por varios años.

Yaquelin Boni, que llegó a West Palm Beach tras salir de Cuba hace un mes, dijo que ella no vio la transmisión original de la protesta y el arresto porque no tiene televisor, pero que luego vio un video que sus amigos le pusieron en su teléfono móvil.


“Hablé con él el día que lo soltaron”, dijo Yaquelín. “Fue detenido brutalmente y llevado a un centro de detención por más de tres horas para ser amenazado y hostigado. Mi hijo está bajo una amenaza de que en cualquier momento ellos lo van a encarcelar”.

Explicó que, debido a un arresto y golpiza previa por parte de las fuerzas de seguridad, su hijo perdió la visión del ojo derecho.

Recordó que había hablado con su hijo horas antes de la protesta ante ESPN.

“Lo llamé porque se me apretó el corazón por el instinto de madre y le dije ‘¿Hijo, pasa algo, que sucede, como están? Y me dice: mami, estoy bien, estamos bien’. Terminamos la llamada, y después a las 10:30 de la noche veo una llamada de Yasser desde Cuba y me puse muy nerviosa”.

Tomó la llamada y fue cuando su hijo le reveló lo que había pasado.


“Me dice: ‘mamá, me acaban de soltar y le digo ‘¿Que pasó, Yasser, mi madre, ¿Cómo que te soltaron, qué te hicieron? Me dice ‘Busca en la televisión o el internet y vas a ver que me manifesté en un canal televisivo, muy importante, y salió por el mundo protestando por la libertad’. Se me apretó el corazón y empeze a llorar. Un dolor tremendo porque sé las consecuencias que puede traer a corto y a largo plazo”.

Luego del arresto, el periodista de ESPN explicó cómo los agentes agarraron a los manifestantes por el cuello y los metieron a la fuerza en la patrulla policial.

“Lo increíble fue la velocidad con que llegaron policías vestidos de civil, con tres patrullas que salieron de la nada”, dice Ley en el video. En pocos minutos, los policías recogieron los panfletos que los opositores al régimen cubano habían lanzado en el área de transmisión de ESPN, señaló el periodista.

Ley no sufrió ningún tipo de agresión y aseguró que nunca corrió riesgo alguno.

No es la primera vez

No es la primera vez que Rivero Boni ha tenido problemas con la Seguridad del Estado en Cuba.

Según su madre, todo comenzó en el 2011, cuando las fuerzas de seguridad lo detuvieron acusándolo falsamente de robo. La acusación eventualmente se sobreseyó, dijo Boni, pero las autoridades mantuvieron a su hijo preso hasta el 2015 debido a su activismo contra el gobierno.

Se habían concentrado cerca de una iglesia para exigir respeto por los derechos humanos. Entre los detenidos hay 50 Damas de Blanco, el grafitero El Sexto y Antonio Rodiles

Luego de que salió de la prisión, dijo su madre, ha sido detenido en múltiples ocasiones debido a su posición “contestataria” en contra del gobierno cubano.

Fue en una de esas detenciones que miembros de la seguridad del estado lo golpearon y perdió la vista en el ojo derecho, dijo su madre. Agregó que desde entonces las autoridades han amenazado a su hijo con regresarlo a la prisión y mantenerlo ahí por largo tiempo si no depone su activismo.

Debido precisamente a ese activismo, Boni se volvió activista también y se sumó a las filas de las Damas de Blanco. Por lo general, las fuerzas de seguridad hostigan y detienen a las manifestantes por unas horas o varios días. Una manifestación de ese tipo fue interrumpida por la policía el domingo pasado a solo horas del arribo de Obama a La Habana.

Boni dijo que salió de Cuba el 24 de febrero bajo “presión y amenazas y chantaje de la Seguridad del Estado por órdenes de Raúl Castro”.

Dijo que la autoridades le advirtieron que su hijo sería regresado a prisión por largo tiempo y que ella cumpliría cuatro años presa, a menos que accediera a irse del país.

“Es muy doloroso para una madre”, dijo entre sollozos. “Yo quiero a mi familia, a mi hijo”.

En cuanto a la visita de Obama a Cuba, Boni no está convencida de que haya ayudado a debilitar el poder de Castro, sino al contrario.

“Nosotros los cubanos de a pie, no vamos a tener nada esperanzador sobre estas relaciones”, dijo Boni. “Obama solamente lo que ha hecho…es oxigenar a Raúl Castro y empoderar a sus fuerzas represivas”.

  Comentarios