Sur de la Florida

¿Qué hacer si tengo una queja sobre mi condominio?

La entrada del conjunto residencial The Beach Club at Fontainebleau Park, es un ejemplo de una comunidad que no está contenta con la asociación de propietarios.
La entrada del conjunto residencial The Beach Club at Fontainebleau Park, es un ejemplo de una comunidad que no está contenta con la asociación de propietarios. el Nuevo Herald

Tras la reciente serie de el Nuevo Herald y Univisión 23, Condos de Pesadilla, que expuso irregularidades en las elecciones y procesos de licitación para otorgar contratos millonarios en condominios del condado Miami-Dade, decenas de personas sedientas de información relacionada al tema han contactado estos medios.

Muchos desean denunciar ante la prensa sospechas de irregularidades en sus condominios, ya que, según sus testimonios, sus quejas han sido ignoradas por las autoridades. Otros no tienen claro a quién acudir con sus denuncias.

Lo cierto es que aunque en el estado de Florida hay casi 1.6 millones de apartamentos de condominios – y 38 por ciento de estos se encuentran en Miami-Dade y Broward – las regulaciones estatales son débiles y en muchos lugares el fraude es rampante.


La división del Departamento de Regulaciones de Negocios y Profesionales (DBPR), que rige los condominios, recibe cientos de quejas cada año, la mayoría provenientes de condos en Miami-Dade, pero su portavoz ha dicho a el Nuevo Herald que están limitados en cuanto a los casos que pueden investigar. Por su parte, las autoridades locales, como los departamentos de policía y la fiscalía estatal, han dicho que también tienen limitaciones al intentar ejecutar las leyes de condominios y comunidades de propietarios.

Mientras tanto, los propietarios desesperados claman por soluciones.

“Lamentablemente vivimos en un área muy propensa al fraude de todo tipo y los propietarios deben estar preparados para luchar contra esto”, dijo Suzanne Hollander, abogada y profesora de temas de bienes raíces de la Universidad Internacional de la Florida (FIU). “Mi consejo para los compradores de condominios es que lean todos los documentos que se les entreguen antes de comprar, para que sepan en qué se están metiendo”.

Esos documentos incluyen la declaración de condominio, información sobre como se deben conducir las elecciones de una junta directiva para la asociación de propietarios, y los llamados ‘bylaws’, que son los reglamentos que tanto la junta como los demás propietarios deben seguir.


“En muchos casos cuando consultas el capítulo 718, que es el que contiene las leyes de condominios en Florida, hay vacíos y esos vacíos tienen respuestas en los reglamentos”, dijo Hollander. “Si un propietario no sabe, por ejemplo, si un miembro de la junta directiva puede contratar una compañía para un trabajo especifico, sin licitación, y la ley de la Florida no es clara en cuanto a eso, los reglamentos de su condominio podrían aclarar el asunto”.

Para las personas que ya viven en condominios, Hollander dijo que su mejor consejo es que revisen su correspondencia y se involucren en las reuniones de propietarios.

“La ley obliga a las asociaciones de condominios a informar sobre las elecciones y reuniones, donde generalmente se discuten las decisiones importantes”, dijo Hollander. “El problema es que muchas veces un propietario viene a mi y me dice ‘yo no sabía que iban a tomar esta decisión’. Cuándo le pregunto: revisaste tu correo para ver cuando era la reunión, muchas veces la respuesta es no”.

Sin embargo, el Nuevo Herald y Univision 23 entrevistaron docenas de dueños que si se han involucrado en las asociaciones de sus condominios, participando de las reuniones y solicitando información a la junta o a las compañías administradoras de los complejos. En muchos casos estos propietarios se han quejado de que se les niega el acceso a la información sobre finanzas, reuniones, entre otras. En los casos más preocupantes, los propietarios han descubierto irregularidades como uso inapropiado de los fondos de la comunidad y falsificación de firmas para las elecciones.


Las personas a las que les hayan falsificado las firmas, o tengan sospechas de que se cometieron crímenes en los condominios, deben acudir a su departamento de policía local. Si sospechan que se violaron los reglamentos del condominio o la ley estatal que los regula, tienen la opción de presentar sus quejas ante la división de condominios del DBPR. La vocera de ese departamento, Chelsea Eagles, explicó que es más probable que las quejas sean investigadas y lleguen a algún tipo de resolución, si son presentadas con evidencias.

Por ejemplo, si un propietario sospecha que se han utilizado los fondos de reserva de manera inapropiada, éste podría solicitar copias de los registros de depósitos bancarios de la asociación y revisar la actividad financiera en dicha cuenta. Luego puede presentar su queja adjuntando esos documentos. Generalmente los propietarios también pueden solicitar acceso a los documentos relacionados con las elecciones, como los sobres de votación, que deben ser archivados por la asociación por varios años; copias de los contratos otorgados a proveedores de servicios de mantenimiento o arreglos especiales; y copias de todas las ofertas presentadas durante un proceso de licitación en su condominio.


Para presentar sus quejas puede contactar al DBPR llamando al 1-800-226-9101, o al 850-488-1122 si llama desde Florida. En persona o por correspondencia diríjase a 1940 North Monroe Street, Tallahassee. Si desea enviar correspondencia, el código postal es 32399-1031.

También puede contactar a la Oficina del Defensor de los Propietarios de condominios o Ombudsman, que tiene un despacho en el condado Broward: 1400 W Commercial Boulevard, Suite 185-P. El código postal es 33309-3791.

Los teléfonos de las oficinas del Ombudsman son 954-202-3234 y 850-922-7671.

Los formularios de quejas, en inglés y español, están disponibles en la pagina web www.myfloridalicense.com/dbpr/lsc. Puede descargarlos haciendo click aquí: http://www.myfloridalicense.com/dbpr/lsc/LSCMHCondominiumsOmbudsmanComplaint.html.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios