Sur de la Florida

Ampliación del Medicaid mejoraría acceso a tratamiento de abuso de drogas y alcohol

Enfermeras y activistas cívicos marchan el 30 de julio del 2015 durante el 50 aniversario de los programas públicos de salud Medicaid y Medicare.
Enfermeras y activistas cívicos marchan el 30 de julio del 2015 durante el 50 aniversario de los programas públicos de salud Medicaid y Medicare. pbosch@miamiherald.com

La ampliación del Medicaid pudiera llevar a que más de 300,000 personas en la Florida consigan acceso a tratamiento por enfermedades mentales y abuso de drogas y alcohol, según un nuevo informe del gobierno federal.

Unas 726,000 personas que viven en la Florida tienen una enfermedad mental o un problema de abuso de drogas o alcohol, pero no tienen seguro médico, según el informe, dado a conocer el lunes por el Departamento de Salud y Servicios Humanos federal.

Los estados tienen autoridad para ampliar la cobertura del Medicaid a núcleos familiares que ganan el 138 por ciento de los ingresos considerados por el gobierno federal como el nivel de pobreza: $16,284 para una persona o $33,534 para una familia de cuatro personas.

“Si los estados toman con seriedad el tratamiento de las enfermedades mentales y las adicciones a las sustancias opiáceas y otras, la ampliación del Medicaid les ofrecerá una oportunidad única”, dijo Richard Frank, secretario adjunto de Salud y Servicios Humanos encargado de planeación y evaluación.

La Florida es uno de 29 estados que no han optado por la ampliación del Medicaid.

La Cámara de Representantes de la Florida y el gobernador Rick Scott se opusieron con fuerza el año pasado a una propuesta de ampliación del Medicaid, y el gobernador no ha dado ninguna señal de cambio en ese entido.

Al preguntársele si Scott consideraría la ampliación del Medicaid una forma de abordar el asunto de las enfermedades mentales, su despacho se limitó a mencionar los programas estatales que ya existen al respecto.

“El presupuesto que el gobernador firmó este mes contempla servicios de salud mental para miles de floridanos adicionales”, expresó la portavoz Jeri Bustamante en un comunicado.

El presupuesto estatal incluye $1,100 millones para servicios de salud mental y abuso de drogas y alcohol, incluidos cinco equipos móviles adicionales para ofrecer servicios a niños con enfermedades mentales y sus familiares, que incluye a los condados de Pasco y Palm Beach. Y este año los legisladores aprobaron amplios cambios al sistema estatal de tratamiento de enfermedades mentales y abuso de drogas y alcohol.

Los funcionarios federales alegan que ampliar el Medicaid permitiría al estado ahorrar dinero en otras partidas del presupuesto.

Por ejemplo, Julie Jones, jefa del Departamento de Prisiones, calculó el año pasado que 40 por ciento de los reos en la Florida tienen algún tipo de enfermedad mental. Y gran parte del presupuesto del estado para servicios de salud mental se gasta en los hospitales psiquiátricos.

“Sí, esto afecta el presupuesto a largo plazo”, dijo Frank. “Pero una ampliación llevaría a enormes mejoras en términos humanos y económicos”.

Los que se oponen a la ampliación del Medicaid alegan que el estado quedaría obligado a pagar los servicios médicos en el futuro cuando los fondos federales que subsidian el programa quizás no estén garantizados.

El gobierno federal cubriría el costo total de la ampliación todo este año y gradualmente lo reduciría al 90 por ciento para el 2020. El presidente Barack Obama ha propuesto cubrir el costo total durante los primeros tres años en cualquier estado que amplíe el Medicaid.

Contacte a Michael Auslen en mauslen@tampabay.com.

  Comentarios