Sur de la Florida

El peligro de los conductores distraídos en Miami

El peligro de conducir distraído por las calles de Miami

Más y más conductores se ven involucrados en accidentes debido a manejo distraído por uso de teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto o leerlos.
Up Next
Más y más conductores se ven involucrados en accidentes debido a manejo distraído por uso de teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto o leerlos.

Sobre la autopista interestatal 95 o el Dolphin Expressway, de hecho, sobre cada avenida o calle de Miami o cualquier otra ciudad de Estados Unidos se puede ver a conductores que hablan o envían mensajes de texto desde sus teléfonos celulares mientras manejan.


Aunque hablar por teléfono mientras se maneja es legal, enviar mensajes de texto o escribir en el teclado del teléfono no lo es. Sin embargo, los agentes de la policía necesitan una violación principal -como pasarse una luz roja - para poder emitir una multa que incluya el uso del teclado del dispositivo móvil.

Conducir un vehículo de forma distraída sigue siendo una fuente de preocupación para las autoridades y funcionarios del transporte. De acuerdo con una investigación publicada recientemente por la Fundación AAA para la Seguridad del Tráfico, alrededor del 87 por ciento de los conductores que participaron en el sondeo han incurrido en un comportamiento riesgoso mientras se encontraban al volante en el último mes.

La información es relevante en momentos en que funcionarios estatales se preparan para recordar a los conductores que abril es el mes de la concientización para promover la idea de no manejar de forma distraída.


El Departamento de la Florida para la Seguridad de Carreteras y Vehículos Motorizados (DHSMV) se ha asociado con el Departamento del Transporte de la Florida (FDOT), la Asociación de Alguaciles de la Florida y la Asociación de Jefes de Policía de la Florida para conmemorar el acontecimiento.

“La operación de un vehículo de motor es una tremenda responsabilidad, que requiere toda la atención del conductor”, dijo el director ejecutivo de DHSMV, Terry L. Rhodes. “El departamento les está recordando a los conductores de todas las edades que deben mantener sus manos en el volante, los ojos en la carretera y su mente en la conducción del vehículo”.

Más y más conductores se ven involucrados en accidentes debido a manejo distraído por uso de teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto o leerlos.

Los comportamientos inseguros incluyen conducir distraído, con somnolencia, a exceso de velocidad, pasarse una luz roja o no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Aunque un fotógrafo y un reportero de el Nuevo Herald no vieron a ningún conductor somnoliento o ebrio durante varias de horas de observación en las carreteras y calles del sur de la Florida la semana pasada, sí pudieron ver a decenas de conductores hablando por teléfono o escribiendo mensajes.

Una mujer en la 836, por ejemplo, tenía el teléfono entre dos dedos de la mano izquierda, con la que también sostenía el volante, mientras que con los dedos de la mano derecha escribía algo en el dispositivo.

Un hombre en la I-95, que manejaba su vehículo en el pesado tráfico de la mañana, miraba durante largos períodos de tiempo su dispositivo móvil, solamente de vez en cuando levantando los ojos para ver el camino.

Y una mujer sobre la Avenida 57 cerca del cruce con la 836, tecleaba furiosamente en su teléfono mientras que los vehículos detrás de ella le tocaban la bocina en repetidas ocasiones porque se movía muy lentamente.


“Hay una cultura de indiferencia de demasiados conductores cuando se trata de la seguridad vial,” dijo Peter Kissinger, presidente de la Fundación AAA para la Seguridad del Tráfico. “La gran mayoría de los conductores creen que son más cuidadosos que los otros en la carretera, aunque la mayoría no están tomando decisiones seguras, mientras se encuentran detrás del volante”.

El reciente informe de AAA encontró que uno de cada tres conductores tiene un amigo o un familiar que ha quedado gravemente herido o que murió en un accidente, y uno de cada cinco que ha estado involucrado en un choque que fue lo suficientemente grave como para que quedara hospitalizado.

Según el estudio, las conductas inseguras comunes implican en gran medida el manejo distraído del vehículo. El ejemplo más común de esto es el uso de los teléfonos celulares, según el estudio.

Dos de cada tres conductores (un 70 por ciento) dijeron haber estado hablando por un teléfono celular mientras manejaban en los últimos 30 días . Uno de cada tres conductores (31 por ciento) dijeron haber hecho esto con bastante frecuencia o de manera regular.


Además, dos de cada cinco conductores (42 por ciento) dijeron haber leído un mensaje de texto o correo electrónico mientras conducían su vehículo en los últimos 30 días, mientras que un 12 por ciento informó haber hecho esto con bastante frecuencia o de manera regular. Casi uno de cada tres conductores (o 32 por ciento) pudieron leer un texto o correo electrónico durante el mes pasado, mientras que ocho por ciento dijo haberlo hecho con bastante frecuencia o de manera regular.

La encuesta mostró que más del 80 por ciento de los choferes considera la conducción distraída como un problema más grave que hace tres años. Investigaciones previas por la Administración Nacional de Seguridad y Tráfico de Carreteras (NHTSA) estiman que la conducción distraída fue un factor en al menos 3,000 muertes por año, aunque el número real es probablemente mucho más alto.

Los conductores que quitan la vista de la carretera durante más de dos segundos pueden duplicar el riesgo de tener un accidente, según dijo la AAA. Otros hallazgos del informe mostraron que muchos conductores admitieron haber manejado con exceso de velocidad, en estado de somnolencia, haberse pasado una luz roja o no haberse puesto el cinturón de seguridad.


En total, cerca de 33,000 personas murieron en accidentes de automóvil en el 2014 en Estados Unidos, y las estimaciones preliminares proyectan un aumento de nueve por ciento en las muertes en el 2015, según un comunicado de la AAA.

En el 2015 , hubo más de 45,700 accidentes debido a conductores distraídos en la Florida que resultaron en más de 39,000 heridos y más de 200 muertes, según un comunicado de DHSMV.

“Los accidentes de conducción distraída representaron el 12.2 por ciento de todos los accidentes en la Florida el año pasado, un 7.4 por ciento de los accidentes mortales y el 15.4 por ciento de todos los accidentes con lesiones,” según el comunicado.

Si bien esto no va a ocurrir de la noche a la mañana, los técnicos están acondicionando vehículos en los cuales todos los que van abordo podrán utilizar sus teléfonos celulares para hablar, enviar mensajes de texto o para leer un libro o incluso ver una película. También podrán tomar una siesta, si así lo desean aun mientras el vehículo está en movimiento.


Los vehículos autónomos se han construido pero están esencialmente por ahora en etapa experimental.

Uno de esos vehículos , un Ford Escape todo terreno, fue puesto en exhibición en el vestíbulo del edificio del gobierno condal en el downtown de Miami la semana pasada.

Charles Reinholtz , profesor y jefe de departamento en el programa de ingeniería mecánica de la Universidad Aeronáutica Embry-Riddle, dijo que una de los principales beneficios de los vehículos autónomos será una reducción en el número de los accidentes de tráfico -a pesar del reciente incidente en el Valle del Silicio donde un auto autónomo de Google chocó contra un autobús sin causar heridos.

“Simplemente no chocará con nadie delante de usted”, dijo Reinholtz. “Algunos de los accidentes menores quedarán eliminados. También muchas de las colisiones frontales serán eliminadas. Será raro ver un accidente de tráfico en el futuro”.


Reinholtz dijo, sin embargo, que los coches autónomos no estarán disponibles por algún tiempo.

Su llegada al mercado será gradual, como la los coches eléctricos que por ahora son más comunes.

“En unos cinco años más o menos va a empezar a verse esta tecnología en las calles”, aseguró Reinholtz.

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios