Sur de la Florida

Jefe Monestime de Comisión de Miami-Dade pide combatir la pobreza

Jean Monestime
Jean Monestime Miami Herald

Con un llamado a luchar por los más necesitados de la sociedad, Jean Monestime fue nombrado oficialmente presidente de la comisión del Condado Miami-Dade el viernes, en una emocionante ceremonia en la cual dio a conocer una agenda construída mayormente en torno a sacar gente de la pobreza.

“¿No es Estados Unidos un país de veras extraodinario?”, le preguntó el primer presidente haitianoamericano en presidir la Comisión a la muchedumbre que se reunió en los salones de la Comisión cuando le tocó el turno de hablar, tras haber jurado a su cargo.

Monestime narró cómo llegó al sur de la Florida siendo adolescente en lo que llamó un barco a “desvencijado” que lo trajo desde Bahamas con 40 personas más. La emoción le ahogaba la voz.

“Quiero decirles a las familias y personas de esta comunidad que pasan trabajo para vivir día a día, que comprendo las dificultades que tienen que enfrentar”, dijo. “Limpié pisos, corté la hierba, lavé platos y manejé un taxi para llevar comida a mi casa”.

Con el paso del tiempo, Monestime, de 51 años, casado con Kettia y padre de dos hijos, obtuvo una maestría en Administración de Negocios y se convirtió en corredor de bienes raíces con licencia. “En la actualidad, mi familia disfruta de una modesta prosperidad”, dijo.

Poco después añadió que muchos en Miami-Dade, el condado más grande en el sureste del país, no tienen igual suerte. Lo hizo sin decir que hablaba en particular sobre el distrito que representa desde el 2010, uno de los más pobres del condado, que incluye el Pequeño Haití y North Miami.

Los salarios no han subido, los costos de la vivienda aumentan y los peajes “pueden costarle a un trabajador una hora diaria de su sueldo”, dijo Monestime, asumiendo un tono populista.

“La Comisión del Condado puede derrumbar algunas de estas barreras y llevarlas a la prosperidad”, dijo, pidiéndoles a sus colegas que lo ayudaran en reducir la desigualdad de ingresos como el objetivo principal de su término de dos años.

Monestine anunció la creación de un Concilio para Iniciativas de Prosperidad para comenzar la discusión sobre el problema. En una decisión que fue rigurosamente vigilada por funcionarios del Ayuntamiento, Monestime posteriormente le informó a los comisionados en un memorando que había reestructurado la estructura existente del comité legislativo. En vez de tener ocho comités en torno a diferentes departamentos, Monestime optó por tener seis paneles vinculados a fuentes de ingresos. Hay un comité por impuestos generals a la propiedad, por ejemplo, y otro por impuestos que financian las áreas no incorporadas del condado, conocidas como UMSA.

Los seis comités son Planeamiento de Estrategias y Operaciones del Gobierno (presidido por Juan C. Zapata); UMSA (por Javier Souto); Tránsito y Servicios de Movilidad (por Esteban “Steve” Bovo); Servicios Metropolitanos (a cargo de Barbara Jordan); Comercio y Turismo (presidido por José “Pepe” Díaz), y Prosperidad Económica (que preside Xavier Suárez).

Monestime destacó el estatus no partidista de la comisión como un beneficio para aprobar la legislación.

“No somos un Congreso empantanado”, dijo Monestime, que es demócrata. Poco después, en lo que pareció una referencia a las viejas tensiones raciales y étnicas de la comisión, agregó: “Todos estamos aquí ahora. Nuestra diversidad es nuestra fuerza”.

En la ceremonia, también juró como vicepresidente Bovo, de 52 años, republicano que representa partes de Hialeah, Miami Lakes y Palm Springs North. El juramento de Bovo estuvo a cargo del senador Marco Rubio, viejo amigo suyo, y posible candidato presidencial para el 2016. Los Bovo tienen cinco hijos.

Rubio dio un toque ligero al evento cuando caminó al frente de los salones y se percató que había pasado por alto una parte clave de la información. “¿Alguien tiene por ahí el juramento?”, preguntó jocosamente.

Bovo, que en ocasiones toma el Metrorail desde Hialeah hasta el Ayuntamiento, dijo que su trabajo se enfocará en mejorar el transporte público. Bovo tuvo un tono conciliatorio con los sindicatos que se han enfrentado a él y al alcalde Carlos Giménez en el pasado, y dijo también que los políticos deberían “dejar de señalar” a los empleados públicos en sus peleas políticas.

“El distrito que represento sólo conoce una cosa, y es trabajar”, expresó. “Trabajo y sacrificio. Si uno educa sus hijos, habrá la esperanza de que después los hijos lo ayuden”.

Monestime y Bovo se reunieron la semana pasada para discutir los detalles del trabajo que deberán desempeñar juntos. Ambos estuvieron de acuerdo en darle prioridad al transporte y el arreglo y construcción de calles, carreteras, puentes y proyectos de cañerías y agua, en tanto Monestime argumentó que en épocas anteriores los líderes del condado no han defendido cuando hizo falta aumentar los impuestos a la propiedad.

A la ceremonia acudieron dignatarios de la política actual y pasada de Miami-Dade, entre los que se encontraban el vicegobernador Carlos López-Cantera, ex tasador de propiedades del condado y la ex representante Carrie Meek.

Monestime fue elegido de forma unánime por sus colegas en noviembre después que la comisionada Audrey Edmonson abandonó un esfuerzo de largos meses en que buscó obtener el puesto.

En su alocución, Rebeca Sosa, presidenta saliente de la comisión, agradeció lo dicho por Edmonson.

“Esto no hace sino demostrar que esta es una junta unida”, exclamó Sosa. “Gracias a Dios tenemos diferencias de opinión: eso es precisamente la democracia”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios