Sur de la Florida

Indigentes enfrentan la pérdida de albergues por recortes de fondos

Un grupo de trabajadores del condado se prepara para contar la población de indigentes en el centro de Miami, en octubre pasado.
Un grupo de trabajadores del condado se prepara para contar la población de indigentes en el centro de Miami, en octubre pasado. Miami Herald

La pérdida inesperada de fondos federales ha empujado a Miami-Dade a una busqueda desesperada de recursos para albergar esta semana a cientos de personas desamparadas, y un funcionario de una importante agencia advirtió el “impacto devastador” causado al programa de transición para albergar a personas obligadas a dejar los refugios.

Miami-Dade se enteró el lunes que el departamento federal de viviendas no le concedería los millones de dólares en subsidios que esperaba para los programas de transición del Condado. Los programas brindan un lugar donde vivir a los desamparados que ya no pueden seguir quedándose en refugios de emergencia, pero no han calificado para vivienda permanente de parte del gobierno.

La agencia para desamparados del Condado perdió unos $5 millones en subsidios federales que se habían separado para financiar vivienda para unas 700 personas, dijeron funcionarios.

“Esto tiene un impacto verdaderamente devastador para nosotros”, dijo Ron Book, prominente cabildero que funge como presidente voluntario del Fideicomiso de Desamparados (Homeless Trust) del Condado, una junta que supervisa a la agencia para los desamparados de Miami-Dade y el impuesto a la comida y las bebidas que ayuda a financiarla. “Esto tiene el potencial de dejar en la calle a cientos y cientos de personas con mucha rápidez”.

Una portavoz del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EEUU (HUD) no estuvo disponible para comentar de inmediato al respecto el martes por la mañana. HUD anunció el lunes $355 millones para los programas de desamparados de todo el país, y un comunicado de prensa afirmó que el proceso de subvenciones era “más competitivo que nunca”.

En un correo electrónico enviado a los miembros de la junta el martes por la mañana, la directora del Fideicomiso de Desamparados Victoria Mallette escribió que “casi todos” los programas de transición del condado fueron excluidos por HUD, y que servicios relacionados para las personas desamparadas también se vieron duramente afectados. “Entre los recortes están los programas de apoyo a víctimas de violencia doméstica, a aquellos que se recuperan de la adicción, programas juveniles, servicios para veteranos y servicios legales”, escribió Mallette. “Para abreviar, este recorte representa albergue para más de 750 personas en nuestra comunidad, y servicios para muchos más”.

Book dijo que la pérdida de los fondos parece reflejar la estrategia más amplia de HUD de pasar los fondos a los programas de vivienda permanente, y no ocuparse de la ayuda temporal a los desamparados. Los programas de transición dan albergue por hasta dos años, y a menudo ofrecen los tratamientos de rehabilitación de drogas que muchos desamparados necesitan antes de que puedan calificar para vivienda permanente.

El redactor del Miami Herald David Smiley contribuyó a este reportaje.

  Comentarios