Sur de la Florida

Exilio en Miami pide detener ‘concesiones’ de Washington a Cuba

La presidenta de la organización MAR por Cuba, Sylvia Iriondo, habla durante una concentración el sábado 20 de diciembre de 2014, en Miami.
La presidenta de la organización MAR por Cuba, Sylvia Iriondo, habla durante una concentración el sábado 20 de diciembre de 2014, en Miami. EFE

Organizaciones del exilio cubano en Miami rechazaron este miércoles que Washington continúe haciendo “concesiones” a Cuba, mientras “aumenta la represión” en la isla, justo cuando comenzaron en La Habana las históricas negociaciones entre ambos países para normalizar las relaciones bilaterales.

“En este momento no se le pueden hacer concesiones unilaterales a un régimen que no ha manifestado la más mínima voluntad de cambio”, dijo Sylvia Iriondo, de la organización Madres y Mujeres Anti-Represión (M.A.R.) por Cuba, uno de los grupos presentes en la rueda de prensa en Miami, Florida (sureste de EEUU).

“Si Estados Unidos establece relaciones con el régimen (cubano) y no pone respeto a ese movimiento (de la disidencia dentro de la isla) como condición fundamental, toda esa apertura económica que ha hecho (el presidente Barack) Obama hacia el régimen va a fortalecer la represión”, dijo de su lado Orlando Gutiérrez-Boronat, del Directorio Democrático Cubano.

Esta última agrupación ha contabilizado 103 arrestos de activistas en Cuba desde que Washington y La Habana anunciaron el 17 de diciembre que iniciaban el acercamiento tras medio siglo de enemistad, y luego de lo cual el gobierno de Obama emitió regulaciones para flexibilizar viajes y comercio con la isla.

Además, de los 53 presos políticos liberados por La Habana dentro de las negociaciones con Washington, más de la mitad habían salido de la cárcel antes de que se anunciara el cambio de política entre los dos países y algunos de ellos lo hicieron por razones que “nada tienen que ver” con el diálogo, aseveró la organización en un informe.

“La represión continua en Cuba tan fuerte como siempre contra los que piden o luchan por un cambio democrático en el país”, dijo Gutiérrez-Boronat.

Esta situación “una vez más enfatiza el punto de que los derechos humanos y la democracia en Cuba no son un factor de importancia en estas conversaciones entre la administración Obama y el régimen de (Raúl) Castro”, aseveró.

Representantes de alto nivel de Estados Unidos y Cuba cerraron este miércoles en La Habana la primera jornada de conversaciones hacia el restablecimiento de relaciones diplomáticas.

Las organizaciones del exilio rechazaron que el embargo estadounidense contra Cuba no haya funcionado, tal y como aseveró el martes el presidente Obama, cuando pidió al Congreso de su país empezar a desmontar esas sanciones.

“Lo que ha fallado es la voluntad política para implementar esa política en su máximo alcance”, dijo Gutiérrez-Boronat.

Por ser ley, el embargo solo puede revertirlo el Congreso y ahí tanto demócratas como republicanos apoyan mantenerlo, señalaron los grupos.

A medida que la población cubana en Estados Unidos se ha vuelto mas heterogénea, la influencia de los grupos del exilio en Miami -donde vive la mitad de los dos millones de cubanos en el país- ha ido mermando.

Según encuestas, los cubanos en Estados Unidos favorecen desde hace años un acercamiento a la isla.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios