Sur de la Florida

Científica hispana fue invitada de la primera dama al discurso presidencial

Nicole Hernández Hammer
Nicole Hernández Hammer Foto de cortesía

Nicole Hernández Hammer, una climatóloga de Miami que educa a las comunidades hispanas sobre los peligros del cambio climático, no se imaginó que su trabajo un día la llevaría hasta la Casa Blanca.

El martes por la noche, Hernández estuvo entre el grupo de personas elegido este año para acompañar a la primera dama Michelle Obama a presenciar el discurso del Estado de la Unión del Presidente Barack Obama.

“Fue una invitación inesperada”, dijo Hernández, quien trabaja con la organización Moms Clean Air Force (MCAF), en una entrevista telefónica desde Washington, D.C. el miércoles.

Hernández se ha enfocado en investigar el aumento del nivel del mar y como las regiones y ciudades mas vulnerables a los efectos negativos del cambio climático, tienen una alta población de hispanos.

“Esto es algo que ella aprendió de primera mano al crecer en el sur de Florida”, dice un comunicado de la Casa Blanca.

Hernández nació en Guatemala y su padre es cubano. Su familia se mudó al sur de Florida cuando ella tenía 4 años de edad.

De acuerdo con Hernández, ella empezó a entender el poder de la naturaleza a los 16 años de edad, cuando en 1992 su casa fue destruida durante el devastador huracán Andrew.

Hoy, la científica se dedica a movilizar a la comunidad latina para que se eduquen y sepan lidiar con los cambios climáticos que “afectan desproporcionadamente a la comunidad hispana”.

“En el sur de Florida ya estamos viendo los efectos del aumento del nivel del mar. En Miami Beach, por ejemplo, tenemos inundaciones hasta tres veces al año solamente por la subida de la marea, sin que las lluvias contribuyan”, explicó. “Yo organizo a la comunidad para que entienda la importancia de actuar ahora e incentivar a nuestros líderes a buscar alternativas”.

“A corto plazo tenemos que ver como podemos adaptar nuestras ciudades para hacerlas más resistentes y así poder enfrentar los cambios”, agregó Hernández quien fue profesora en la Universidad del Sur de Florida y en Florida Atlantic University antes de trabajar con MCAF, una organización nacional de padres de familia que buscan crear conciencia sobre el cambio climático.

A largo plazo, dijo, las comunidades deben presionar a sus líderes para moverse hacia el uso de energía renovable, y eliminar la dependencia de energías fósiles, como el carbón, petroleo o gas natural.

“Eso es necesario para poder reducir la emisión de carbono a la atmósfera, que es lo que contribuye al calentamiento global”, explicó Hernández, quien vive con su esposo y su hijo de 7 años.

“Con mi trabajo he confirmado que el clima está cambiando y que nuestras acciones contribuyen a este cambio. Ahora estoy trabajando por mi hijo y las futuras generaciones en la búsqueda de acciones concretas para corregir los daños”.

El año pasado Hernández manejó desde Miami hasta Washington D.C. con su familia, para hablar con Gina McCarthy, la directora de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), y con congresistas sobre el aumento del nivel del mar en el sur de Florida y la importancia de limitar las emisiones de gas de efecto invernadero en EEUU.

En su discurso del martes, el presidente Obama dijo que “no hay mayor amenaza para las futuras generaciones que el cambio climático”, y recordó que reportes recientes revelaron que el 2014 fue registrado como el año más caliente para el planeta.

“Estados Unidos va a duplicar la rapidez con la que estamos limitando la contaminación por carbono”, dijo Obama.

  Comentarios