Sur de la Florida

Fiesta de chocolate en Fairchild

La doctora Maricel Precilla, experta en frutas tropicales del Fairchild Tropical Garden muestra a los niños la manera artesanal con que los nativos americanos fabricaban en chocolate.
La doctora Maricel Precilla, experta en frutas tropicales del Fairchild Tropical Garden muestra a los niños la manera artesanal con que los nativos americanos fabricaban en chocolate. el Nuevo Herald

Noris Ledesma creció ayudando a su abuela a cultivar cacao en una pequeña finca del Departamento del Cauca, en Colombia.

Ledesma recuerda la cosecha con cariño, cuando recolectaban las bayas de cacao de donde extraían semillas que luego fermentaban en hojas de plátano y más tarde ponían a secar bajo el sol.

“Yo recuerdo cuando mi abuela decía ‘¡Va a llover!’ y todos salíamos corriendo a recoger las semillas para que no se mojaran”, contó. “Todo es hecho de una manera muy artesanal, sin grandes máquinas ni procesos sofisticados”.

El domingo, Ledesma, quien hoy es una experta en frutas tropicales para el Jardin Botanico Fairchild Tropical Garden, compartía su historia y sus conocimientos con decenas de personas durante la novena Feria Internacional del Chocolate.

“Yo creo que la gente merece saber qué hay detrás de una barra de chocolate”, declaró Ledesma. “Hay toda una historia de familias pobres que trabajan duro en fincas pequeñas, para que nosotros disfrutemos de este alimento que tanto nos gusta. Y hay muchas mujeres fuertes y emprendedoras que cosechan la fruta”.

De acuerdo con datos publicados en el 2012 por el World Cacao Foundation, existen entre cinco y seis millones de agricultores de cacao en el mundo y entre 40 y 50 millones de personas dependen de la cosecha de ese alimento parar vivir. El 70 por ciento de la cacao del mundo es producido en Africa, mientras que el resto proviene de Asia, Oceanía y América Latina. En contraste, el 40 por ciento de la cacao producido en el mundo se consume en Europa, mientras que Africa consume apenas el 16 por ciento y el resto es consumido en América y Asia y Oceanía, según el reporte.

El cacao necesita un tipo de terreno y temperaturas muy especificas para crecer, y sólo crece bien en una banda geográfica lluviosa que esté situada 15 a 20 grados al norte o al sur del Ecuador.

Además de aprender datos importantes sobre la fruta que da origen al chocolate, unas 9,000 personas que acudieron a la feria anual de un fin de semana, que culminó el domingo, pudieron probar chocolates artesanales, alimentos y productos de belleza hechos con cacao.

El aroma de chocolate y especias inundó un pabellón cerrado en el que varios chocolateros mostraban sus productos.

Isabel García es una chocolatera artesanal venezolana, basada en Miami, dijo que ha participado por varios años con su pequeña empresa Cacao Art.

García dijo que junto a su hermana Susana se ha dedicado al chocolate por muchos años, desde que vivía en Venezuela. En los últimos dos años las hermanas García han sido galardonadas en San Francisco, California con el premio Good Food Awards, por sus trufas con café Tupelo Honey y Cardamom y Kochere Ethiopia Coffee.

“Nos encanta experimentar con las diferentes especias y combinaciones”, dijo Isabel García. “Lo mas bonito de mi trabajo es poder crear algo que hace feliz a la gente”.

Siga a Brenda Medina en Twitter: @BrendaMedinar.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios