Sur de la Florida

Hermanos de Kendall lanzan compañía de calcetines diseñados por niños

El pasado viernes, Sebastián y su hermano Brandon fueron las figuras principales del programa Good Morning America’s Shark Tank Your Life: Kid-Preneurs Edition, gracias a su negocio de diseño y venta de calcetines de diversos estilos.
El pasado viernes, Sebastián y su hermano Brandon fueron las figuras principales del programa Good Morning America’s Shark Tank Your Life: Kid-Preneurs Edition, gracias a su negocio de diseño y venta de calcetines de diversos estilos. Cortesía

Desde que era un bebé, a Sebastián Martínez le encantaban los calcetines. Le gustaba coleccionar todo tipo de calcetines, con colores, adornos y estilos diferentes.

Hace unos dos años, su madre, Rachel Martínez, le preguntó si quería diseñar sus propios calcetines.

“Se entusiasmó tanto que enseguida corrió a la mesa con sus lápices y papel y marcadores, se sentó y empezó a dibujar”, dijo la madre.

El pasado viernes, Sebastián, de siete años, y su hermano Brandon, de nueve 9 años, fueron las figuras principales del programa Good Morning America’s Shark Tank Your Life: Kid-Preneurs Edition, gracias a su negocio de diseño y la venta de calcetines de diversos estilos.

Sebastián es el presidente ejecutivo de Are You Kidding, Brandon es el director de ventas, y la madre de ambos es la presidenta de la compañía.

Los hermanos, que viven en Kendall, fueron el foco de atención cuando le hablaron de la empresa a Daymond John, inversionista de Shark Tank, y a George Stephanopoulos, copresentador de Good Morning America, que transmite ABC News a nivel nacional.

Antes del programa, enviaron un video de audición, tuvieron una entrevista telefónica y días después ya les habían mandado sus boletos de avión para ir a Nueva York. Al finalizar el programa, los dos hermanos se llevaron a casa un trofeo especial por su trabajo.

Martínez dijo que fue una experiencia formidable y que el programa ayudó a que el negocio recibiera una mayor promoción.

“Fue fantástico”, dijo, mientras miraba el video de sus pequeños hijos hablando y vendiendo Are You Kidding durante el programa.

Desde que el negocio comenzó en mayo del 2014, los calcetines se han vendido a infinidad de tiendas diferentes y recaudado miles de dólares para obras de caridad.

Sebastián es responsable de los diseños. Su madre luego los pasa a una computadora y una compañía en Guatemala confecciona los calcetines. Brandon se encarga de vender la mercancía.

“Es una especie de pequeño equipo”, dijo Martínez.

El año pasado, la empresa hizo aproximadamente $15,000. Venden sus calcetines a tiendas locales, a través de un portal en internet y otras páginas web como Etsy.

Además de lograr ingresos, la compañía tiene una “misión doble”, señaló Martínez.

“No queremos ser únicamente una compañía lucrativa”, dijo, “sino también enseñarle a los niños qué es la filantropía, lo que es muy importante para nosotros”.

En octubre, Are You Kidding vendió calcetines especialmente diseñados para el Mes de Conciencia sobre el Cáncer de Seno.

“Pasamos todo el mes de octubre vendiendo los calcetines por todas partes”, dijo Martínez. “En el baloncesto de Tamiami, todos los niños usaban los calcetines, y también los entrenadores y los árbitros. Todo el mundo tenía puestos nuestros calcetines”.

Los $3,000 recaudados con las ventas se donaron a la Sociedad Americana del Cáncer. Martínez dijo que en el próximo evento esperan recaudar su meta de donación de $10,000 a la organización.

Are You Kidding trabaja igualmente en una campaña para conducir de forma segura llamada Be a Hero and Save Live (Sea un héroe y salve vidas), donde se le advierte a los automovilistas del peligro de escribir textos al mismo tiempo que se maneja.

Para enseñarle a los niños sobre las obras de caridad, la compañía utiliza una aplicación llamada called VeePop, donde las personas pueden ver los precios de los calcetines y un video donde se brinda información sobre el trabajo de caridad. Martínez dijo que el equipo planea llegar a más organizaciones en el futuro para continuar con sus labores de caridad.

La compañía está también contemplando ampliarse, y agregar camisetas a la colección, dijo Martínez.

“Queremos crear una marca”, dijo. “Empezamos con calcetines porque esa es la pasión que note que tenía mi hijo y si uno no comienza algo con pasión, entonces nunca va a seguir en el negocio”.

Martínez dijo que enfrascarse en este tipo de empresa ha sido una estupenda experiencia para ella y para sus hijos, y espera tener en un futuro más niños que contribuyan.

“Es una forma de enseñarle a los niños cómo iniciar un negocio, administrar un negocio y hacer que prospere. No es fácil y lleva tiempo y mucho esfuerzo, pero a fin de cuentas lo hacemos juntos como una familia”, dijo Martínez. “Queremos asegurarnos que es una marca divertida, que a los muchachos les guste la colección”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios