Sur de la Florida

El Gobierno de Florida considera permitir la cacería del oso negro

La prohibición a la caza de osos negros a nivel estatal es una ley que ya tiene 20 años.
La prohibición a la caza de osos negros a nivel estatal es una ley que ya tiene 20 años. Foto de cortesía

El Gobierno de Florida analiza la posibilidad de permitir la caza del oso negro ante el incremento de la población de esta especie que estuvo “amenazada” en el estado y las recientes denuncias de varios ataques a la comunidad.

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna en Florida discutirá el próximo miércoles en Jacksonville, en el norte del estado, medidas para atajar esta situación, después de varios incidentes en los que resultaron heridas dos mujeres residentes del condado de Seminole (centro) y un adolescente de la zona del Panhandle (noroeste).

Según la entidad, la conservación del oso negro ha sido “exitosa” en el estado, al pasar de una población de unos 300 a 500 en los años 1970 a más de 3,000 en la actualidad.

De acuerdo con un reporte que presentará la Comisión este miércoles, se ha observado un “incremento dramático” en las llamadas de alerta de la comunidad relacionadas con la presencia de estos animales en las comunidades, al pasar de 2,745 llamadas en 2008 a 6,312 en 2014.

El Gobierno de Florida ha alertado de que cada vez es “más posible” encontrarse con un oso negro, única especie de osos que habita el estado y que está distribuida por toda la región.

La entidad precisó que entre 1990 y 2013, sólo el 1 % de la llamadas reportó amenazas a la vida de alguna persona, y el 10 % daños a la propiedad privadas, mientras que en su mayoría, el 70 % , informó de osos en los patios y árboles de las casas, merodeando la basura o en busca de comida.

Por otro lado, la comisión señaló que el número de osos atropellados por vehículos también se ha incrementado, al pasar de 47 en 1994 a 196 en 2014, mientras que en 2012 se produjeron 285.

En 2012 la Comisión eliminó la especie de la lista de “especies amenazadas en el estado”, pero no contempló la posibilidad de permitir su caza, prohibida desde hace dos décadas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios