Sur de la Florida

Urbanizadores ven cómo renace la zona del Omni

Nir Shoshani y Ron Gottesman, de NR Investments, en un balcón del edificio Filling Station Lofts en Miami Avenue. Ellos ya han comprado dos lotes en el área del Omni.
Nir Shoshani y Ron Gottesman, de NR Investments, en un balcón del edificio Filling Station Lofts en Miami Avenue. Ellos ya han comprado dos lotes en el área del Omni. Miami Herald

De pie en el balcón de un noveno piso con vistas distantes de la Bahía de Biscayne y el downtown, Nir Shoshani y Ron Gottesman parecen un poco como seres humanos en una isla.

La pareja, que hace tres años compró el armazón del atribulado Filling Station Lofts por $9.2 millones, ahora renta todas sus 81 unidades – cerca de una fábrica abandonada de Cemex – por unos $2.60 por pulgada cuadrada. Ellos fueron por todo en el circundante distrito Omni, con planes de construir condominios, unidades para rentar y torres de oficinas, y transformar la poco construida zona en el distrito del arte y el entretenimiento de Miami.

“Cuando ves a tres o cinco años”, dijo Shoshani al referirse a una franja de terrenos vacantes y lotes de estacionamiento alrededor de Filing Station Loftx, “esta zona será importante y sostenible”.

Esto podría parecer risible, sino fuera por un frenesí de especulación en la zona, justo al norte de la Interestatal 395 y al este de las vías del ferrocarril. Del lado de enfrente, 7.4 acres vacantes se vendieron el mes pasado por $64 millones. En la próxima puerta, tres personas que son propietarias de casi toda la cuadra dicen que se la están vendiendo a destacados urbanizadores que tienen planes de construir más unidades residenciales, además de tiendas, clubes y restaurantes.

Cabe decir que es suficiente alimentar la creencia de que luego de una prolongada temporada floja, la zona de Omni resurge al fin:

“Realmente, lo que ocurre en esta zona es mucha especulación en base a lo que pueda convertirse esta”, dijo Peter Zalewski, cuyo sitio web Cranespotters.com rastrea la construcción de condominios en el Sur de la Florida.

La reciente actividad en el Omni – que en una ocasión fue un complejo de tiendas y restaurantes que se inauguró en la década de 1970 – data del 2011, cuando el operador malasio de casinos Genting Group comenzó una serie de inversiones al adquirir el sitio de 14 acres del Miami Herald por $236 millones, más la enorme deuda del Centro Omni. Poco después, Espacio USA adquirió el 1400 Biscayne Center por $32 millones, y Publix anunció que construiría una tienda de abarrotes a dos cuadras de allí.

Genting aún no ha construido, aunque el viejo edificio del Miami Herald está casi totalmente demolido. Y la apatía de la compañía – junto con el poco interés de la Junta Escolar de Miami-Dade en volver a construir sus propiedades en el centro del distrito Omni – hizo más lento el ritmo de lo que hace varios años parecía un rápido resurgimiento de la zona. Pero los urbanizadores han seguido construyendo, y en octubre, el Related Group compó la propiedad de Espacio por $57.3 millones.

“La adquisición de Related conmocionó a todos los dueños en el vecindario”, dijo la agente inmobiliaria y profesora de la Universidad Internacional de la Florida Suzanne Hollander, quien ha representado desde hace una década a los dueños de propiedades en el Omni.

Muchos de los urbanizadores que invirtieron en el Omni esperan que el vecindario sea un terreno fértil para condominios y propiedades para rentar que fueran más asequibles que las del downtown o Brickell, pero lo suficientemente cómodas com para atraer a compradores de segundas viviendas y a los locales. El vecindario está cercano al Metromover, el downtown, Wynwood y a sólo una corta distancia por auto de South Beach.

Los precios de la tierra de unos $60 por pie cuadrado hace cinco años han subido, pero no tanto que los urbanizadores no crean que pueden vender y rentar unidades más baratas que las que están disponibles en el downtown. El área también ha sido zonificada para proyectos sólidos. Las unidades pre fabricadas en Canvas, la torre de 37 pisos y 513 unidades planificada por NR Investments en la Primera Avenida del Northeast, se venden a un promedio de unos $480 por pie cuadrado.

Melo Group, los urbanizadores argentinos a los que se acredita haber revitalizado el cercano Edgewater, construyen la torre de unidades rentadas Melody cerca del Arsht Center. Ellos esperan comenzar pronto la construcción de Aria on the Bay en la esquina noreste del Omni. También adquirieron hace un año una cuadra en la Calle 14 por $4.3 millones y se encuentran entre un grupo de dueños de propiedades que tratan de persuadir a la ciudad a que eleve la zonificación al oeste del Omni.

“Se tiene este bolso vacío aquí por la razón que sea en el último ciclo [edificio] y este ciclo no está urbanizado debido a que la zonificación no es apropiada para ello”, dijo Iris Escarra, abogada de Melo. “Para que un urbanizador venga a esta área, necesita que se construya el pietaje cuadrado, no necesariamente agotarlo, pero que se construya un proyecto viable”.

En la otra parte de la propiedad de Melo en la Calle 14, Gloria y Emilio Estefan planean una torre de uso mixto en una cuadra de terrenos que ellos fueron adquiriendo por unos $2.1 millones entre el 2000 y el 2011, y NR Investments planea torres de oficinas y unidades de rentas en terrenos que compró en mayo por unos $6 millones.

Mientras tanto, Related Group y un afiliado de CMC Group, que posee propiedades en el Omni cerca de una ventanilla de auto servicio de Checkers, se encuentran entre los urbanizadores que han mostrado interés en volver a construir en al menos algunas propiedades de la Junta Escolar en Omni. El Centro Arsht también busca una sociedad para reconstruir uno de los lotes de estacionamiento del distrito.

Coloque estas propiedades y planes juntos, y hay un grupo de actores establecidos con una visión relajada para revisar una larga parte del Omni, sin importar lo que haga Genting con sus terrenos. Sin embargo, Anthony Graziano, el director de administración de Integra Realty Resources dice que mientras Genting se calla, también lo hace el Omni.

“El factor principal es qué va a pasar en [el lugar] del The Herald. ¿Qué va a hacer Genting y cuándo? Esa es la mayor variable”, manifestó Graziano. “Va a llenar de especulación el vecindario”.

 

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios