Sur de la Florida

Exilio en Miami no mediará por balseros que amenacen a las autoridades

El activista cubano Ramón Saúl Sánchez, al centro, durante una protesta el 12 de abril del 2016.
El activista cubano Ramón Saúl Sánchez, al centro, durante una protesta el 12 de abril del 2016. cjuste@miamiherald.com

El Movimiento Democracia del exilio cubano en Miami informó este domingo de que no mediará por balseros que alcancen las costas de EEUU y amenacen a las autoridades en su intento de alcanzar territorio estadounidense.

Bajo la Ley de Ajuste Cubano de 1966, aquellos inmigrantes cubanos que logren llegar a territorio de EEUU pueden quedarse, pero quienes sean detenidos en el mar hacen frente a la deportación “bajo la política de pies secos/pies mojados”.


Ramón Saúl Sánchez, presidente del Movimiento Democracia, en Miami, lamentó que como parte del éxodo masivo de los últimos años se han presentado últimamente casos en los que inmigrantes cubanos “tratan de entrar por la fuerza o amenazan a las autoridades o a sí mismos con cualquier tipo de arma”.

De igual forma, el grupo del exilio criticó que las autoridades utilicen “balas de gomas o pistolas tasers” contra balseros desarmados para impedir que estos puedan llegar a las costas y así poder reclamar su estatus migratorio.


Sánchez explicó que el Movimiento Democracia ha solicitado a la Guardia Costera que grabe vídeos de las interceptaciones y que publique, si lo tiene, el de una ocurrida el jueves pasado, en la que fueron interceptados diez balseros cubanos en la Bahía Vizcaíno.

La Patrulla Fronteriza continúa examinando cómo fue que dos docenas de inmigrantes cubanos lograron llegar a un Cayo cerca de las costas de Homestead el martes, ya que hasta el momento no han podido encontrar la embarcación que los trajo a las cos

Sánchez precisó que el debate en este caso es si los balseros estaban armados, en este caso con machetes, y si los miembros de la Guardia Costera dispararon “balas con gases de pimienta” para evitar que llegaran a las costas de Florida.


El activista señaló que también han pedido de forma reiterada a la institución que se informe directamente a los familiares de los balseros en EEUU cuando éstos están bajo su custodia para tranquilizar a sus parientes.

“Suplicamos que cambien el protocolo para que el familiar pueda directamente pedir a la información sobre si su familiar está o no en custodia de la Guardia Costera”, expresó Sánchez.


Por lo menos 5,500 cubanos han intentado alcanzar las costas estadounidenses desde octubre de 2015, mientras que durante todo el año fiscal anterior fueron 4,473 inmigrantes indocumentados de esa nacionalidad.


Según la Guardia Costera, la incertidumbre sobre un posible cambio de la política migratoria de Estados Unidos hacia Cuba ha disparado la llegada de inmigrantes de la isla a este país.

La Policía de Miami Beach informó que los seis cubanos, todos adultos, estaban en buen estado de salud cuando llegaron a South Pointe. Fueron llevados a la estación policial para reunirse con funcionarios de Protección Fronteriza.

La Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP) reportó la semana pasada que de menos de 8,000 de estos inmigrantes durante el año fiscal 2011 se pasó a más de 44,000 en el actual ciclo, pese a que aún faltan más de dos meses para completarlo.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios