Sur de la Florida

Grupos del gremio de periodistas cubanos se enfrentan en Miami

Salvador Romaní (der.) muestra la denuncia realizada a la Policía de Miami el viernes, por el supuesto allanamiento a las oficinas del Colegio Nacional de Periodistas en el Exilio, por otro grupo de periodistas.
Salvador Romaní (der.) muestra la denuncia realizada a la Policía de Miami el viernes, por el supuesto allanamiento a las oficinas del Colegio Nacional de Periodistas en el Exilio, por otro grupo de periodistas. rkoltun@elnuevoherald.com

La abogada municipal de Miami, Victoria Méndez, tiene desde esta semana un nuevo encargo: determinar qué grupo lidera legalmente el gremio de periodistas cubanos en el exilio.

El alcalde de Miami, Tomás Regalado, dijo que la investigación fue asignada a Méndez para establecer a cuál de los dos grupos enfrentados por el decanato del Colegio Nacional de Periodistas de Cuba en el Exilio se le entregará las llaves de la oficina que desde hace tres décadas ocupan en la sede del Teatro Artimes, en La Pequeña Habana.

“La Ciudad de Miami siempre ha respaldado al Colegio de Periodistas, y desde hace 30 años le rentamos un local modesto”, dijo Regalado a el Nuevo Herald. “Pero al ver esta bronca entre dos grupos, determinamos que la abogada [Méndez] investigue qué directiva es la legítima”.

El viernes, un grupo liderado por Salvador Romaní reportó ante la policía de Miami que otro grupo encabezado por Eladio Armesto ocupó la oficina localizada en el 900 de la calle 1 del suroeste, y le cambió la cerradura a la puerta.

Romaní aseguró que Armesto logró el acceso a la oficina municipal mostrándole a las autoridades de Miami documentos supuestamente irregulares que los hace aparecer como una directiva legítima.

“Me siento muy sorprendido y defraudado porque el alcalde Regalado que es mi amigo y miembro de este colegio no nos haya llamado para verificar previamente la información que le mostraron”, dijo Romaní, decano de The National Journalists Association of Cuba in Exile, fundada en 1962.

Armesto calificó las acusaciones de Romaní de absurdas y enfatizó que con la reciente elección de Luis Puyol en el decanato se ha restaurado la institucionalidad de esa organización.

“Él [Romaní] tenía que haber organizado elecciones en el 2015, pero él se negó para perpetuarse en el poder”, dijo Armesto. “Él no tiene derecho, razón, ni causa para presentar ninguna queja [...] los miembros del Colegio hemos restaurado el orden al organizar elecciones a las cuáles él [Romaní] fue invitado, pero se negó a participar”.

Romaní dijo que en las elecciones gremiales del 2013 se impuso ante Armesto por 116 votos contra 47. Poco después, el grupo de Armesto registró en español ante Tallahassee el Colegio Nacional de Periodistas de la República de Cuba (Exilio) Inc.

“Lo increíble es que luego ellos logran gestionar una especie de fusión entre las dos organizaciones y se presentaran ante las autoridades como titulares del Colegio [de Periodistas] para permitirles el ingreso a la oficina”, dijo Romaní. “Luego ellos cambian la cerradura [de la oficina] y con esos mismos papeles han ido al banco y ya tienen acceso a la cuenta de la organización”.

El alcalde Regalado enfatizó que el personal que administra el inmueble del Teatro Artimes tiene órdenes de no permitirle el acceso a ninguno de los grupos enfrentados hasta que la abogada municipal presente su informe sobre el caso.

Siga a Enrique Flor en Twitter: @kikeflor

  Comentarios