Sur de la Florida

Agente de inmigración acusado de llevar maleta con $2.4 millones

Funcionarios de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) rtevisan equipajes en MIA el viernes 1ro de noviembre del 2013.
Funcionarios de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA) rtevisan equipajes en MIA el viernes 1ro de noviembre del 2013. el Nuevo Herald

Uno de los tres viajeros detenidos en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) el mes pasado después de que agentes descubrieran más de $2.4 millones en el equipaje, es un funcionario de deportación de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), de acuerdo con documentos presentados recientemente en el caso.

Luis de Jesús Alonzo, de 44 años, fue detenido a principios de junio cuando llegó de la República Dominicana con dos mujeres, Mildrey González y Milka Alfaro. Pero en el momento, Alonzo solo fue identificado en la denuncia inicial, como Persona A. Su nombre apareció en el encausamiento formal posterior que presentó un jurado de instrucción. En ese entonces, sus abogados se negaron a discutir el caso o revelar a qué se dedicaba su cliente.

Alonzo es un funcionario de deportación de la Policía de Inmigración y Aduanas

Moción de la Fiscalia

Su conexión a ICE y a las dos mujeres salió a la luz en una moción presentada por los fiscales federales la semana pasada en la que instan al juez de la causa rechazar una solicitud de las mujeres para darles acceso al dinero que los agentes federales incautaron cuando regresaban de la República Dominicana, o sea los más de $2.4 millones, más $1.7 millones y propiedades decomisadas en otro caso relacionado con fraude al Medicare.

“Alonzo es un funcionario de deportación de la Policía de Inmigración y Aduanas”, dice el documento presentado por los fiscales. También dice que Alonzo y Alfaro tienen una hija menor de edad, que también estaba a bordo del vuelo de American Airlines que trajo al grupo desde Puerto Plata, en la República Dominicana.

$2.4 millones decomisados

Un portavoz de ICE dijo que no podía comentar sobre el caso, ya que todavía está desarrollándose en la corte, pero no negó que Alonzo trabajara para ICE.


“ICE toma cualquier acusación de mala conducta muy en serio”, dijo el portavoz en un comunicado. “Ya que el asunto se encuentra actualmente bajo investigación, no sería apropiado hacer comentarios sobre este caso específico. Como servidores públicos que trabajan para una agencia del cumplimiento de la ley, todos los empleados de ICE se espera mantengan el más alto nivel de conducta profesional y ética”.

William Barzee, el abogado de Alonzo, dijo a El Nuevo Herald el lunes que no tenía comentarios sobre el asunto en este momento.

Alonzo es el segundo funcionario de ICE en ser procesado en la Corte Federal de Miami en los últimos dos años. Juan Pelipe Martínez, un agente de ICE vinculado por investigadores federales a un importante caso de corrupción, fue en última instancia absuelto por un jurado en diciembre del 2014.


El caso que implica a Alonzo comenzó el 4 de junio, cuando los agentes en MIA pertenecientes a la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) demoraron al funcionario de ICE y a las dos mujeres que llegaron de Puerto Plata. González y Alfaro fueron arrestadas.

Registros de la corte muestran que Alfaro es la hija de González. La hija menor de edad de Alfaro y Alonzo no fue identificaba por su nombre en documentos del Tribunal Federal.

Uno de los elementos intrigantes del caso, además del hecho de que los agentes encontraron más de $2.4 millones en medio de toallas del bebé y pañales, fue que Alonzo solamente fue identificado como Persona A en la denuncia penal original presentada por un agente especial de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI ), una unidad de ICE.

No fue sino hasta que el encausamiento fue presentado posteriormente que su nombre salió a la luz.

Poco después de su arresto en MIA, el gobierno federal también presentó cargos contra las mujeres en relación con el fraude al Medicare. Alonzo no está acusado en ese caso.


La moción presentada por los fiscales la semana pasada también contiene una posible explicación de por qué una de las mujeres le dijo a los agentes en MIA que había transportado el dinero de Miami a la República Dominicana, y luego de vuelta otra vez.

El documento dice que Alfaro y González viajaron inicialmente a la República Dominicana en un avión privado desde el aeropuerto de Opa-Locka. Mientras tanto, algunas de las cuentas bancarias de González fueron congeladas en conexión con el caso de fraude al Medicare, de acuerdo con la moción de la Fiscalía la semana pasada.

González luego regresó de la República Dominicana, en un intento de argumentar que sus cuentas habían sido congeladas por error, de acuerdo con la moción. Luego viajó de nuevo a la República Dominicana.

Alonzo viajó a la República Dominicana por su cuenta el 30 de mayo “con el fin de ayudar y acompañar a González y Alfaro” de regreso a Miami, de acuerdo con la moción de los fiscales.

“Alonzo llenó y firmó el formulario de aduanas a nombre de el, González, Alfaro y la niña”, dice la moción. “Alonzo llenó el formulario indicando que el grupo no tenía nada que declarar”.

Cuando los agentes revisaron su bolsa de de viaje no encontraron dinero en ella, según la denunca penal inicial.

Después de que los agentes descubrieron los $2.4 millones en el equipaje, González y Alfaro fueron arresyadas en MIA, de acuerdo con la moción, que indica por primera vez que Alonzo no fue arrestado en ese momento. Registros previos no habían hecho una distinción en si Alonzo y las dos mujeres fueron arrestados al mismo tiempo.

Sin embargo, Alonzo fue incluído posteriormente en el encausamiento presentado por el jurado de instrucción el 24 de junio en el que él y las mujeres son acusados de “conspiración para cometer un delito contra los Estados Unidos” y de “no reportar el transporte de instrumentos monetarios por más de $10,000.”

Siga a Alfonso Chardy en Twitter: @AlfonsoChardy

  Comentarios