Sur de la Florida

Llueve el dinero para que novato de la Florida derrote a Wasserman

“En muchos sentidos es como si hubiéramos ganado la lotería”, dice Tim Canova del apoyo financiero recibido para enfrentarse a la congresista Debbi Wasserman Schultz en la primaria demócrata en Florida.
“En muchos sentidos es como si hubiéramos ganado la lotería”, dice Tim Canova del apoyo financiero recibido para enfrentarse a la congresista Debbi Wasserman Schultz en la primaria demócrata en Florida. AP

Esta semana, la Convención Nacional Demócrata se ha convertido en un terreno fértil para recaudar fondos para un candidato de la Florida al Congreso, pero no en el sentido tradicional de suntuosas cenas de recaudación de fondos ni participar en happy hours con cabilderos.

En realidad, Tim Canova ni siquiera está en Philadelphia.

Por el contrario, el novato político que quiere derrotar a la representante Debbie Wasserman Schultz está obteniendo grandes triunfos financieros gracias a la imparable publicidad sobre la renuncia de la congresista como directora del Comité Nacional Demócrata después de una serie de humillantes correos electrónicos enviados dentro del partido.

Podría llamarse una recaudación de fondos que se convirtió en viral.


Es un giro inesperado parecido a la forma en que Bernie Sanders, que ha respaldado a Canova, pudo recaudar más de $235 millones durante la contienda en las primarias contra Hillary Clinton, quien está muchísimo más conectada políticamente.

“En muchos sentidos es como si hubiéramos ganado la lotería”, dijo Canova.

Sanders, que ya ha enviado peticiones de recaudación de fondos a nombre de Canova, dijo que tal vez haga campaña a su favor. En una entrevista el martes con Bloomberg Politics, Sanders dijo que piensa de esa forma no por “algún tipo de venganza personal contra Debbie”, sino porque Canova es un “buen candidato”.

En privado, sin embargo, algunos funcionarios demócratas piensan que Wasserman Schultz corre el riesgo de perder en las primarias del 30 de agosto ante Canova.

De cualquier modo, funcionarios del Comité de la Campaña Demócrata por el Congreso dejaron en claro el lunes que no tienen planes de gastar dinero en salvar a Wasserman Schultz. Importantes líderes del comité le dijeron a los reporteros que no gastarán dinero en escaños demócratas, ya que necesitan ahorrar recursos para estados que tratan de salvar o cambiar.


Poco después que Wasserman Schultz fue abucheada el lunes durante el desayuno de la delegación de la Florida en Philadelphia, Canova le escribió a sus 20,000 seguidores en Twitter: “Ya es hora de que su carrera política termine de una vez”, y compartió un enlace al portal de recaudación de su campaña.

En numerosas ocasiones, Canova ha criticado duramente a Wasserman Schultz en las redes sociales. En una publicación, Canova escribió que recaudó unos $100,000 en las 72 horas siguientes desde que surgió el escándalo, todo ello sin salir del sur de la Florida ni tomar un teléfono para pedir contribuciones. En Philadelphia, Wasserman Schultz se negó a hablar con la prensa cuando se marchó del desayuno y miró los oradores de la noche desde una suite privada del salón de convenciones llena de donantes.

Los 12 años de Wasserman Schultz como congresista y los cinco que llevaba como líder del Partido Demócrata le dio una lista de donantes similar a la de Clinton. Sin embargo, hasta ahora Canova, profesor de Leyes en la primera campaña política de su vida, ha seguido el éxito de Sanders por Internet.

John Archer, delegado de la Florida, con una playera de Canova cubierta de botones de Sanders, dijo que se sentía orgulloso de la forma en que el retador está manejando su campaña. “Lo está haciendo al estilo de Bernie Sanders”, dijo.


Canova ha recaudado $2.3 millones hasta finales de junio, más de las tres cuartas partes de donantes que le han dado $200 o menos. En comparación, los $3 millones que Wasserman Schultz recaudó entre enero y el 30 de junio vinieron principalmente de comités políticos y donantes más ricos.

Canova dijo que no ha realizado ninguna cena de recaudación de fondos y nunca ha llamado a un donante para pedirle dinero. “Le doy las gracias a lo que la gente sencilla ha hecho por mí. Les estoy muy agradecido”, dijo. “Si me eligen, o mejor, cuando me elijan, no voy a deber nada a intereses especiales”.

  Comentarios