Sur de la Florida

Honduras apoya programa que otorga asilo a menores centroamericanos

El alcalde de Doral, Luigi Boria (izq.), entre las llaves de la ciudad al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, el miércoles en la sede del gobierno local.
El alcalde de Doral, Luigi Boria (izq.), entre las llaves de la ciudad al presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, el miércoles en la sede del gobierno local. el Nuevo Herald

El presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, apoyó el miércoles el anuncio que hizo Washington de ampliar el programa que permite a menores centroamericanos pedir asilo en los Estados Unidos.

“El ser humano tiene derecho a migrar, no importa dónde haya nacido o para dónde quiera ir “, dijo Hernández en una ceremonia en la que el alcalde de Doral, Luigi Boria, le entregó las llaves de la ciudad para fortalecer los lazos económicos con Honduras.

Con la ampliación del Programa de Refugiados CAM, se aceptarán peticiones de refugio para niños del norte de Centroamérica emitidas por los hermanos mayores de 21 años, los tíos y los abuelos. Hasta ahora, solo los padres que vivieran en Estados Unidos de forma legal, podían pedir asilo para sus hijos. Bajo este programa, se han admitido 267 niños y adolescentes, aunque han recibido unas 9,500 solicitudes de refugio.

Con la medida se pretende detener la ola de inmigración de menores provenientes del Triángulo del Norte integrado por Guatemala, Honduras y El Salvador.

“Habíamos hablado con el presidente Barack Obama que esa era una de las acciones que íbamos a tomar”, dijo Hernández refiriéndose a la ampliación del programa criticado por algunos legisladores estadounidenses.

Sin embargo, Hernández señaló que lo único que realmente resolvería la crisis en la frontera, será la implementación de la Alianza para la Prosperidad.

“Al final, solventar esto tiene que ver con la implementación de la Alianza para la Prosperidad para atacar la raíz de los problemas, y eso tiene que ver con repotenciación del aparato económico de Centroamérica”, dijo el presidente hondureño al terminar la ceremonia de reconocimiento en la sede del gobierno local.

Según datos publicados por el gobierno de Honduras, aproximadamente 9 por ciento de la población de Honduras, El Salvador y Guatemala, ha decidido migrar a Estados Unidos.

Ante esta crisis migratoria, que ha significado el incremento de la emigración de menores no acompañados hacia Estados Unidos desde el 2014, los gobernantes de los países que conforman el Triángulo del Norte y el presidente Obama, acordaron una alianza estratégica para la prosperidad de la zona, por medio del cual se busca crear oportunidades económicas, mejorar la seguridad y el acceso a la justicia y fortalecer las instituciones de los países centroamericanos que se han visto muy afectados por la multiplicación de las bandas criminales.

En el marco de la Alianza para la Prosperidad, el Congreso de Estados Unidos aprobó $750 millones en el presupuesto del 2016 para la ayuda al desarrollo de Centroamérica, una cifra menor a los $1,000 millones que el presidente Barack Obama había solicitado originalmente.

El pasado 24 de febrero, el vicepresidente estadounidense Joe Biden y los jefes de Estado de los países del Triángulo del Norte se reunieron para decidir dónde se invertirían los fondos. Este es un aumento significativo de la ayuda que Estados Unidos le ha otorgado a las naciones de la región.

El mandatario hondureño también aprovechó para hacer un llamado a los líderes de los partidos Demócrata y Republicano, y específicamente a los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump, para que respalden esta iniciativa cuando alguno de los dos llegue al poder.

Siga a Laura Gamba en twitter: @lauragamba52

  Comentarios