Sur de la Florida

Florida autorizaría la cacería de osos negros este otoño

El oso negro de 740 libras es el mamífero de mayor peso nunca antes sacrificado en este estado, según expertos de Comisión para la Protección de la Florida y la Fauna.
El oso negro de 740 libras es el mamífero de mayor peso nunca antes sacrificado en este estado, según expertos de Comisión para la Protección de la Florida y la Fauna. AP

La Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna de Florida (FWC) decidió este miércoles seguir adelante con su iniciativa de permitir la caza de osos en el estado, tras una audiencia pública de cinco horas en Jacksonville, al noreste de la península.

Pese a la oposición manifiesta de naturalistas y grupos para la protección de animales, las autoridades alcanzaron un acuerdo para permitir, probablemente en otoño próximo, la caza controlada de osos negros en el estado, la primera en los últimos 20 años, recogió el diario local Orlando Sentinel.

Más de medio centenar de voces expresaron su objeciones en la sesión pública a esta propuesta, en un intento por mantener la política que prohibía la caza de osos en Florida desde 1994.

“Se han equivocado. La caza no es la respuesta” para solucionar el problema del exceso de población de osos en el estado, señaló Kate MacFall, del capítulo de Florida perteneciente la Sociedad Humana de Estados Unidos.

La decisión de las autoridades de Florida se produce tras el incremento de la población de osos negros y las recientes denuncias de varios ataques de esta especie en comunidades de residentes, por ejemplo, en el condado de Seminole, donde resultaron heridas dos mujeres, y en la zona de Panhandle, donde una adolescente tuvo que ser hospitalizada tras ser mordida por un plantígrado.

Según la entidad, la conservación del oso negro ha sido “exitosa” en el estado, al pasar de una población de unos 300 a 500 ejemplares en la década de 1970 a más de 3,000 en la actualidad.

De acuerdo con un informe de la Comisión, se ha observado un “incremento drástico” en las llamadas de alerta de la comunidad relacionadas con la presencia de estos animales en las comunidades, al pasar de 2.745 llamadas en 2008 a 6.312 en 2014.

El Gobierno de Florida ha alertado de que cada vez es “más posible” encontrarse con un oso negro, única especie de osos que habita el estado y que está distribuida por toda la región.

La entidad precisó que entre 1990 y 2013, sólo el 1 % de la llamadas reportó amenazas a la vida de alguna persona, y el 10 % daños a la propiedad privadas, mientras que en su mayoría, el 70 % , informó de osos merodeando en los patios de sus casas o en contenedores de basura en busca de comida.

Asimismo, el número de osos atropellados por vehículos también se ha incrementado, al pasar de 47 ejemplares en 1994 a 196 en 2014, mientras que en 2012 se produjeron 285 atropellos.

En 2012 la Comisión eliminó al oso negro de la lista de “especies amenazadas en el estado”, pero no contempló la posibilidad de permitir su caza, prohibida desde hace dos décadas.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios