Obituarios

Fallece el periodista Lázaro Asencio

El periodista cubano Lázaro Asencio Suárez.
El periodista cubano Lázaro Asencio Suárez.

El periodista cubano Lázaro Asencio Suárez, ex comandante del frente del Escambray durante la lucha insurreccional contra el régimen de Fulgencio Batista (1952-1958), falleció en Miami el pasado miércoles a los 84 años, víctima de un prolongado padecimiento cerebral.

Asencio, quien se destacó desde muy joven como líder del movimiento estudiantil cubano, mantuvo estrechas relaciones con Fidel Castro desde finales de la década del 40, pero sus discrepancias con el rumbo comunista del gobierno revolucionario instaurado en 1959 terminaron obligándole a tomar tempranamente el camino del exilio.

"Lázaro siempre estuvo en la vanguardia de la prédica cívica y del deber con su patria'', expresó el veterano periodista Agustín Alles, su amigo íntimo desde la adolescencia. "Fue una persona honesta e idealista, pero con mucho carácter, familiar y amistoso con todos... Amó y sufrió mucho por Cuba''.

Nacido el 4 de octubre de 1925 en Santa Clara, capital de la antigua provincia de Las Villas, Asencio cursó sus primeros estudios en el colegio de los Hermanos Maristas y se graduó en el Instituto de Segunda Enseñanza de esa ciudad, donde llegó a ocupar el cargo de presidente de la Asociación de Estudiantes.

Fue durante el gobierno de Ramón Grau (1944-1948) que su figura emergió al frente de un movimiento nacional para rescatar las asociaciones estudiantiles del control de grupos gansteriles y comunistas, lo que lo llevó a la presidencia de la Federación de Estudiantes de los Instituto de Segunda Enseñanza de Cuba (FEIC).

Estudió Leyes en la Universidad de La Habana, pero abandonó la carrera un año antes de graduarse, apremiado por tareas políticas. Fue Consejal del Ayuntamiento de Santa Clara y dirigente en la zona villareña del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo), fundado en 1947 por Eduardo Chibás.

En 1957 se incorporó al Segundo Frente Nacional del Escambray, organización guerrillera donde alcanzaría los grados de comandante.

El triunfo revolucionario de 1959 sería para él el comienzo de una nueva batalla contra lo que consideró la traición comunista de Castro. Inconforme y decepcionado, escapó en una embarcación a comienzos de 1961 para incorporarse a los grupos exiliados que buscaban el derrocamiento del régimen castrista.

Asencio figuró como fundador del Foro Revolucionario Democrático Cubano, pero su principal desempeño en el exilio fue como periodista.En Miami laboró en la emisora WMIE (actualmente WQBA-1140 AM) y la revista Réplica, y fue subdirector ejecutivo de la Agencia de Informaciones Periodísticas (AIP), que desempeñó un importante papel como distribuidora de noticias y artículos analíticos sobre la situación de Cuba en los periódicos de América Latina.

Una de sus más reconocidas faenas periodísticas fue su cobertura como corresponsal en Bolivia de la revista Bohemia Libre, reportando la muerte de Ernesto Che Guevara y la derrota de su guerrilla en 1967.

"Fue un periodista excelente, su pasión era la verdad sobre la realidad de Cuba'', comentó el doctor Salvador Lew, quien trabajó con él por más de 20 años en varias emisoras locales. Asencio se desempeñó también como jefe de redacción de noticieros de WCMQ y director de noticias de WRHC-Cadena Azul bajo la supervisión de Lew, quien años después sería director de Radio y TV Martí (2001-2003). Una de las primeras decisiones de Lew en Radio Martí fue el nombramiento de Asencio como director de noticias, en el 2001.

En el 2001 el nombre de Asencio trascendió en los medios estadounidenses como testimoniante de un hecho desconocido en la vida de Castro. La noticia fue publicada por la periodista Ann Louise Bardach en el magazine Talk y está registrada en su libro Cuba confidential (2002).

En 1952, durante una visita a Santa Clara, el entonces joven abogado Fidel Castro le pidió prestado el automóvil a Asencio para salir de juerga nocturna, acompañado de una jovencita. Siete años después, la mujer se presentó en la notaría de Ascensio con una niña que --según la confesión materna-- era fruto de aquella aventura nocturna. La hasta entonces desconocida hija de Castro fue identificada como Francisca Pupo y vive ocultamente en Miami desde 1999.

Asencio laboró en Radio Martí hasta el 2005, cuando se acogió al retiro por motivos de enfermedad. Le sobreviven su viuda Lidia, sus hijos Lêzaro y Lidia Clorinda, y ocho nietos.

Su sepelio se efectuó el pasado viernes en el cementerio Our Lady of Mercy, en el noroeste de Miami.

  Comentarios