Obituarios

Falleció el escritor y ex preso político Jorge Valls

El poeta y ex preso político Jorge Valls en 1997 en Miami.
El poeta y ex preso político Jorge Valls en 1997 en Miami. el Nuevo Herald

El escritor y ex preso político cubano Jorge Valls Arango falleció en la noche del jueves 22 en un hospicio de Miami a los 82 años. Conocido por su cabellera cana y su hablar pausado, Valls pasó 20 años en las cárceles castristas y fue uno de los llamados presos políticos “plantados”, porque no quisieron participar en los métodos de reeducación impuestos por el gobierno; se negaron también a hacer trabajos forzados y a usar el uniforme que llevaban los presos comunes.

Desde muy joven comenzó su actividad revolucionaria contra el régimen de Batista como miembro del Directorio Revolucionario Estudiantil, cuando era estudiante de Filosofía en la Universidad de La Habana. Por ello sufrió prisión.

A la llegada del régimen de Castro tuvo desencuentros desde el principio con el sistema porque no quiso ser miembro del ejército y defendió además a compañeros de acusaciones injustas, como es el caso de Marcos Rodríguez “Marquitos”, a quien se le acusó de ser el delator que llevó a la Masacre de Humboldt 7, ocurrida en 1957. En 1964 fue encarcelado y no fue liberado hasta 1984, gracias a una campaña internacional. Sus experiencias como prisionero político se narran en Veinte años y 40 días, mi vida en una prisión cubana, un testimonio y denuncia publicado este año por la editorial Hypermedia, que lo envió a la isla.

Valls recibió numerosos reconocimientos por su obra poética, entre ellos el Gran Prix en el Festival Internacional de Poesía de Rotterdam en 1983.

“Jorge Valls Arango fue siempre un mentor desde la fundación de nuestro Directorio”, dijo Yanisset Rivero, Secretaria Nacional Adjunta del Directorio Democrático Cubano, radicado en Miami . “Su conocimiento exhaustivo de la historia de Cuba, su sensibilidad y conciencia cívica, y su cristianismo diáfano, lo convirtieron en un maestro excepcional y en un filósofo y orador ilustre”.

Se mostró siempre orgulloso de su raíces catalanas, y a pesar de las dificultades vividas en las cárceles castristas, fue un hombre conciliador, que parecía no guardarles rencor a sus carceleros.

“Ha muerto un cubano insigne. La partida de Jorge es una sensible baja para la lucha de la democracia en Cuba, pero la realidad es que su muerte trasciende las fronteras de nuestro país”, dijo Pedro Corzo, periodista y ex preso político. “Era un hombre con una clara visión y compromiso con los derechos humanos pero también, de nuestras obligaciones como ciudadanos”.

Hay una anécdota de Valls en prisión, comparte Rivero. “Los guardias golpeaban a los presos, y Jorge, que estaba en el hueso de flaco, y por ello era uno de los que más querían proteger sus compañeros, se viraba hacia el guardia y mientras éste más duro lo golpeaba, lo miraba a los ojos y le decía: ‘Te perdono’. Fue para los otros presos un momento muy emotivo por la grandeza de alma que mostró Valls’.

Francisco Javier Denis, otro prisionero político, recibió durante años la generosidad de Valls, quien compartía su comida cuando el menú –generalmente terrible– de los presos estaba mejor. “Jorge le dijo a Denis que era vegetariano y que por eso le daba su porción de carne”, contó Rivero. Posteriormente, en el exilio, Valls y Denis se encuentran en un picnic y éste último lo ve comiendo carne y le pregunta si no era vegetariano. Valls le dice que no porque ya no se acordaba; Denis se emocionó hasta las lágrimas al recordar la solidaridad de Valls.

Carlos Calvo, del Movimiento Revolucionario 30 de Noviembre, quien compartió casi todo el presidio con Valls, expresó: “Más que un amigo era mi hermano. Recuerdo cuando nos sentábamos en el piso a hablar de política e ideología, prácticamente me enseñó a pensar, por eso hoy muchos estamos de luto”.

“Jorge era la persona más humilde con el conocimiento más elevado, era asequible, dispuesto a compartir con los jóvenes”, recuerda Rivero.

Valls luchó durante 20 años contra el cáncer. Lo sobrevive su hermana Gladys Valls.

Los servicios funerarios serán el lunes 26 a partir de las 5 p.m. en la funeraria Memorial Plan, 9800 Coral Way, Miami, Florida. Para más información, llamar al (305) 227-3333.

El martes 27 se celebrará la Santa Misa de cuerpo presente a las 10 a.m. en la Iglesia Saint Kevin, en la calle 40 y la 127 avenida del suroeste de Miami y luego se procederá al sepelio.

  Comentarios