Policiales

Quería colocar bombas en Target para que bajara el precio de las acciones. Contrató al ayudante equivocado

Mark Charles Barnett fue declarado culpable de varios cargos por planear colocar bombas en la cadena de tiendas Target.
Mark Charles Barnett fue declarado culpable de varios cargos por planear colocar bombas en la cadena de tiendas Target. Cárcel del condado Marion

Mark Charles Barnett ofreció pagar $10,000 para colocar bombas caseras dentro de envases de alimentos en los estantes de la cadena de tiendas Target a lo largo de la costa este de EEUU, desde Florida hasta Nueva York. Ahora enfrentará la cárcel después de que un jurado lo declaró culpable de varios cargos.

Barnett fue hallado culpable de intento de incendio provocado, posesión de un dispositivo destructivo y de fabricar un dispositivo destructivo no registrado de acuerdo con la Ley Nacional de Armas de Fuego, informó este lunes el diario Gainesville.

Barnett, de 50 años y quien está registrado como delincuente sexual en Ocala, Florida, se enfrenta a una pena máxima de 20 años de prisión por el cargo de intento de incendio provocado y 10 años por cada uno de los cargos de fabricación de dispositivos destructivos, de acuerdo con el Departamento de Justicia.

Su audiencia de sentencia está programada para el próximo 17 de octubre.

Las autoridades lo arrestaron en febrero de 2017 por fabricar 10 bombas y camuflarlas en paquetes de alimentos. Barnett planeó detonarlas en las tiendas Target para hacer que las acciones de la cadena cayeran porque quería comprar las acciones a bajo precio y revenderlas para obtener ganancias, según una demanda penal federal presentada en su contra.

Barnett reclutó a una persona, preguntando si “quería ganar algo de dinero fácil”, para colocar las bombas y le suministró guantes y una máscara.


Un experto de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos dijo que las bombas podrían haber causado daños a la propiedad y lesiones graves o la muerte a personas cercanas.

La persona que reclutó Barnett era un informante confidencial, así que en lugar de colocar las bombas, se las entregó a los agentes federales el 13 de febrero de 2017.

Las bombas, de acuerdo con las autoridades, tenían una batería conectada a través de un interruptor, y el polvo en la caja tenía la composición química del “polvo de destello, polvo negro y estrellas pirotécnicas”, según la denuncia.

Barnett estaba en libertad condicional en ese momento por un caso de violación, secuestro y robo en 1992, según Fox 13.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios