Policiales

Trabajó para la policía por 24 años, pero fue arrestada cuando se le subieron ‘los humos’

Gwendolyn Laughery.
Gwendolyn Laughery.

El miércoles, los agentes de la Policía del condado de Polk tuvieron que arrestar a una de sus empleadas.

Gwendolyn Laughery, residente de Winter Haven, había trabajado para la oficina del jefe de la Policía desde 1994, según un comunicado de prensa.

Su perfil en Linked In la cataloga como “coordinadora de registros” de la Policía del Condado Polk.

“Soy responsable de completar todos los archivos de audio de las llamadas al 911 que no son de emergencia en ‘TODAS’ las solicitudes que llegan a la Policía del Condado de Polk”, dice su perfil. “También ayudo, cuando es necesario, a los nuevos Agentes de Capacitación en mi departamento”.

Según el informe policial, los investigadores recibieron un aviso de que Laughery podría estar en posesión de drogas ilegales, y se envió a un equipo canino a olfatear el exterior de su automóvil.

En una búsqueda en el interior del vehículo se hallaron dos tubos de vidrio y un recipiente de vidrio con una pequeña cantidad de metanfetamina.

Laughery admitió a los investigadores que había estado usando metanfetamina y marihuana en los últimos tres a cinco meses, dijo el comunicado. Posteriormente renunció, pero habría sido despedida de todas formas, dicen las autoridades.

La mujer de 41 años fue arrestada por cargos de posesión de metanfetamina, un delito grave, y parafernalia, un delito menor, y fue recluida en la cárcel del condado de Polk. Luego fue liberada con una fianza de $1,500.

Poco después de su arresto, la ex empleada reportó a su novio, Jeremy Owens, a los detectives. El también residente de Winter Haven, de 36 años, entregó una caja a los agentes cuando fueron a su casa.

“La caja contenía varias agujas usadas, bolsas de plástico, una cuchara con residuo de metanfetamina quemada y una pequeña cantidad de marihuana”, dijo el informe. “La caja estaba guardada en un baño, que podría haber sido fácilmente accesible por cualquiera de los tres hijos de Owens que estaban en la casa en ese momento, lo que pudo ponerlos en peligro”.

Owens fue arrestado por cargos de posesión de metanfetamina, abuso infantil por negligencia, posesión de parafernalia relacionada con drogas, almacenamiento de una sustancia controlada en una vivienda y posesión de marihuana.

La Policía dijo que Owens tiene un nutrido pasado criminal. Los cargos incluyen asalto agravado con arma mortal, resistencia al arresto, hurto mayor, robo, hurto en tiendas, posesión de cocaína, metanfetamina, marihuana, parafernalia, destrucción de evidencia, entre otros.

  Comentarios