Policiales

Cinco años de prisión para otro acusado en caso de corrupción en el sur de la Florida

Dante Starks fue sentenciado tras el escándalo de corrupción en Opa-locka.
Dante Starks fue sentenciado tras el escándalo de corrupción en Opa-locka. Miami Herald. Archivo.

Dante Starks, una figura influyente en Opa Locka y estrecho colaborador del ex comisionado de la ciudad Luis Santiago, fue sentenciado este miércoles a cinco años de prisión por su participación en una trama de corrupción pública en Opa Locka y por no presentar declaraciones de impuestos federales.

Starks se declaró culpable de conspirar para cometer extorsión y soborno. Con ello buscaba limitar la pena de prisión por su presunto papel en una larga investigación del FBI en el ayuntamiento de Opa Locka. Starks era conocido como “el alcalde en las sombras” por su habilidad para cabildear y por los tratos secretos que hacía.

El también ex policía tendrá que pagar $45,700 al estado como restitución por su participación en planes de corrupción y $39,416 al Servicio de Rentas Internas de EEUU (IRS) por impuestos no pagados. Después de su sentencia de 60 meses en prisión tendrá que cumplir tres años de libertad supervisada.

“Hoy, un participante importante en la conspiración de corrupción municipal en Opa Locka ha sido responsabilizado por sus muchos actos criminales que comprometieron la integridad de las funciones gubernamentales de la Ciudad”, declaró la fiscal federal para el Distrito Sur de Florida, Ariana Fajardo.

“La Oficina del Fiscal de EEUU y nuestros socios dedicados en el FBI y el IRS-CI siguen comprometidos con la investigación y el enjuiciamiento de funcionarios corruptos y alientan al público a que continúe informando todos los presuntos actos delictivos”, añadió la Fiscal en un comunicado.

Según la Fiscalía, Starks conspiró con el ex comisionado de la Ciudad de Opa Locka, Luis Santiago, el ex gerente de esa ciudad, David Chiverton, y el ex director adjunto de Obras Públicas de Opa Locka, Gregory Harris.

El cabildero no era un empleado de la Ciudad, sin embargo, tenía una gran influencia sobre el comisionado Luis Santiago y la usó “con regularidad” según la Fiscalía para presionar y dirigir a los funcionarios y empleados de la Ciudad. Bajo su mando tomaron decisiones sobre licitaciones, multas, gravámenes, servicios de agua y facturación, zonificación y contratación de la Ciudad.

“Santiago y Starks solicitaron y obtuvieron pagos ilegales de empresas e individuos en Opa Locka”, afirma el comunicado. Además ambos recibieron un soborno de $10,000 a cambio de asegurar que una empresa recibiera un contrato municipal.

“En abril del 2015, Santiago y Starks se reunieron con Raúl Sosa, quien aceptó pagarles un soborno de $10,000 para asegurarse de ser seleccionado para obtener un contrato de remolque de la Ciudad”, explicó la Fiscalía.

Para completar el acuerdo ilegal, en junio del 2015 Santiago utilizó su posición como comisionado para presentar y votar a favor de la resolución que autoriza al gerente de la Ciudad a contratar a la empresa de Sosa para los remolques.

Contra Starks la Fiscalía presentó su ausencia de declaraciones al fisco en los años 2014, 2015 y 2016.

El comisionado Santiago fue sentenciado por este caso de corrupción a 51 meses de prisión, una condena que luego fue reducida a 30 meses. Chiverton, por su parte, se declaró culpable de recibir sobornos y obtuvo una sentencia de 38 meses de prisión, seguido de 8 meses de confinamiento domiciliario.

Otros individuos relacionados con el caso también han sido sentenciados, incluyendo a Sosa, quien está cumpliendo una sentencia de 30 meses de prisión.

Siga a Mario J. Pentón en Facebook y Twitter: @mariojose_cuba.
  Comentarios