Policiales

Se creía ‘mitad perro, mitad hombre’: habla el siquiatra de joven caníbal que huía de un ‘demonio’

Uno de los crímenes más infames e insólitos en Estados Unidos, salpicado de canibalismo, ataques de “zombi” y halos de misterio, ha adquirido un nuevo sesgo, al salir a la luz una explicación siquiátrica del aterrador hecho que acaparó titulares mundialmente por su repugnancia.

Un sicólogo forense que analizó a un estudiante universitario de Florida acusado de matar al azar a una pareja en su garaje y masticar la rostro del cadáver, quien enfrenta condena por dos cargos de homicidio en primer grado, ha concluido que el joven Austin Harrouff creía ser “mitad perro, mitad hombre” durante el brutal ataque, según documentos judiciales.


Un informe médico del doctor Phillip Resnick, contratado por la defensa del imputado de 22 años, fue divulgado esta semana por la Fiscalía del Condado Martin, informaron medios de prensa locales. Según el siquiatra, el estudiante la Universidad Estatal de Florida sufría de una enfermedad mental que le causó estar fuera de sí cuando presuntamente asesinó a la pareja.

Lee más: Pasajeros de Carnival viven pesadilla en altamar: ‘era como estar en el Titanic’

“El hecho de que el Sr. Harrouff persistiera en morder a la víctima masculina en presencia de agentes de policía, a pesar de recibir amenazas de disparo, la descarga de un arma de choque y de recibir muchas patadas en la cabeza, sugiere que el Sr. Harrouff era un sicótico activo”, escribió Resnick en su evaluación, según el Palm Beach Post.


De acuerdo con el acta judicial, los agentes de policía dicen que el 15 de agosto de 2016 encontraron al fornudo estudiante —que fue jugador de fútbol americano en lasecundaria y luchador— en ropa interior haciendo sonidos similares a los de un animal y mordiendo el rostro de John Stevens, de 59 años, a quien presuntamente golpeó y apuñaló, junto a su esposa Michelle Mishcon, de 53, afuera de su casa del área de Tequesta, 90 millas al norte de Miami.

Lee más: Vino de Venezuela y sacó el pasaporte americano con identidad falsa. Ahora enfrenta a la justicia

En declaraciones posteriores, durante una entrevista incorporada al caso como prueba, el joven acusado de canibalismo dijo que en ese momento huía de una figura demoníaca llamada Daniel y que tenía apenas un vago recuerdo de la matanza.

De acuerdo con el nuevo informe de Resnick citado por la revista People, Harrouff padece de un trastorno bipolar que incluye episodios maníacos agudos con características sicóticas. Mientras el ataque se consumaba, Resnick argumenta que el sujeto sufrió un “deliro de licantropía”, creyendo que era un canino.


La licantropía clínica es un trastorno mental caracterizado por las ideas delirantes del afectado sobre su transformación en animal, generalmente un lobo, e imita su comportamiento.

El juicio ha sido pautado para el próximo 4 de noviembre. Los abogados del joven, Nellie King y Robert Watson, han señalado que basarán su defensa en el argumento de insanidad mental.

En un comunicado citado por The Ledger, King reconoció que el diagnóstico médico no dará consuelo a los familiares de las víctimas. Sin embargo, subrayó, “con suerte, arrojará algo de luz sobre este trágico caso”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios