Policiales

La conoció en Craigslist y la golpeó hasta dejarla en coma. El jurado no le creyó el cuento

Si es testigo de un crimen, siga estos pasos

Presenciar un crimen y reportarlo puede ser tan traumático como ser la víctima de cualquier crimen. Siga estos pasos si es testigo de una actividad ilegal.
Up Next
Presenciar un crimen y reportarlo puede ser tan traumático como ser la víctima de cualquier crimen. Siga estos pasos si es testigo de una actividad ilegal.

Byron Mitchell, un entrenador personal de Miami, dijo que actuó en defensa propia cuando golpeó a su compañera de apartamento tan brutalmente que la dejó en coma por casi un mes.

Al jurado le tomó menos de dos horas rechazar ese reclamo y el martes lo condenaron por intento de asesinato y retención ilegal.

Los fiscales dijeron que Mitchell, de 39 años, atacó a Danielle Cabo Jones, quien tenía 23 años en ese momento, dentro de su apartamento en Miami el 14 de febrero de 2016. Se conocieron luego de que Jones colocara un anuncio en Craigslist en busca de un compañero de apartamento. Llevaban viviendo juntos un poco más de una semana.

Mitchell afirmó que Jones lo atacó con un cuchillo y tuvo que defenderse. Llamó al 911 después de golpearle la cabeza contra el suelo.

La escena del crimen estaba empapada con la sangre de Jones, incluso en las paredes. Mitchell estaba ileso.

Jones, que entre otras lesiones tenía el cráneo roto, daños cerebrales y los dientes rotos, estuvo en coma durante 24 días. Cuando despertó no podía recordar el ataque.

Los fiscales dicen que Mitchell golpeó, estranguló y apuñaló a Jones porque se obsesionó con ella, y se enojó cuando ella no le mostró interés.

“Cuando este acusado, Byron Mitchell, no recibió su San Valentín, tomó una decisión consciente de matar”, dijo el martes la fiscal Sara Imm al jurado durante los alegatos finales.

La evidencia incluía los mensajes de Mitchell a su hermana sobre si debía salir con Jones. Pero había más.

Imm se apoyó en páginas de datos del teléfono celular de Mitchell con siete horas buscando videos en Google de desnudos de Jones, que no existen.

Los fiscales también señalaron las búsquedas en Google sobre rohypnol (comúnmente conocido como “droga de la violación”) y melatonina, que tenía en el apartamento.

A los miembros del jurado también se les mostraron varias imágenes del apartamento y las lesiones de Jones: fotos de un cuchillo en un charco de sangre de Jones, la camisa ensangrentada de Mitchell y sus manos, que se esforzó en lavar, dijo Imm. También mostró fotos de de Jones antes y después del ataque: una selfie normal a la izquierda y una con la cara hinchada y sangrienta a la derecha.

Khurrum Wahid, el abogado defensor de Mitchell, argumentó que no hay pruebas que demuestren que Mitchell planeó el ataque y pretendía matar a Jones. En cambio, él es el motivo por el que ella recibió atención médica, dijo el abogado.

“No podemos interpretar el pensamiento racional ahora de la conducta en ese momento”, dijo Wahid.

En ese momento Mitchell no sabía qué hacer y reaccionó para protegerse, dijo Wahid. Reprodujo la llamada al 911 que Mitchell hizo para que el jurado la escuchara por última vez.

“No sé cómo describirlo”, le dijo Mitchell al 911 hace tres años. “Mi compañera de apartamento me atacó con un cuchillo en el dormitorio”. Pidió una ambulancia para Jones.

Los fiscales alegan que él estaba tratando de salvarse. Mitchell eliminó de su teléfono la información con el contacto, los mensajes de texto y las llamadas de Jones y puso el teléfono de Jones en agua, dijo Imm. Se dio una ducha y se cambió de ropa antes de que llegara la policía.

La madre y el padrastro de Jones, Aimee Cabo Nikolov y Boris Nikolov, estaban en las bancas de la corte para escuchar el veredicto. Cabo Nikolov dijo que confiaba en Dios, independientemente de cuál fuera el veredicto. Su familia está luchando para devolverle la salud a Jones tras años de terapia física y del habla.

“La justicia para mí no es realmente llevar a este tipo a la cárcel tanto como querer que mi hija vuelva a ser como antes de la lesión cerebral”, dijo. “Pero estoy agradecida de que se haya hecho justicia, y que se haya hecho por ella”.

El redactor del Miami Herald, David Ovalle, contribuyó a este informe.

  Comentarios