Policiales

Insistió que no le gustaban los hombres, pero el carcelero de Miami la forzó a sexo oral

Reclusos en la cárcel del condado de Miami-Dade, que ha estado plagada de contrabando a lo largo de los años.
Reclusos en la cárcel del condado de Miami-Dade, que ha estado plagada de contrabando a lo largo de los años. The Miami Herald

Un agente penitenciario del Condado Miami-Dade violó a una mujer que estaba bajo arresto domiciliario, tras amenazarla de enviarla de regreso a la cárcel si no tenía relaciones sexuales con él, dijeron el viernes las autoridades.

El guardia Yulián González, de 36 años, fue arrestado el viernes y acusado de cuatro cargos de secuestro a mano armada y agresión sexual.

González tiene 11 años de experiencia en el Departamento de Correcciones y Rehabilitación de Miami-Dade (MDCR). Estaba asignado al programa “libertad supervisada”, que está en un edificio del departamento en Overtown donde viven prisioneras.

En agosto, el guardia tenía la tarea de verificar y supervisar a la mujer de 43 años, que esperaba en su casa la fecha de juicio por un delito que cometió, de acuerdo con una orden de arresto. La mujer le dijo posteriormente a la policía que González comenzó a “expresar su interés romántico” en ella mediante mensajes de texto, aunque ella insistió que no le gustaban los hombres, dijo la policía.

La mujer declaró que González la “obligó a tener sexo” durante las visitas que le hizo en la casa. En cuatro ocasiones diferentes, la llevó al Nexx Motel, en North Miami-Dade, según la orden de arresto..

“Sabes lo que tienes que hacer”, le dijo González a la mujer, antes de forzarla a que le hiciera el sexo oral, se dice en el documento.

La mujer declaró que González también le dijo: “Te puedo hacer desaparecer en cualquier momento”. Imágenes de vigilancia, y un sistema de GPS en el automóvil que el departamento le dio a González, confirmaron que él la llevó al motel, afirmó la policía.

“El MDCR toma las alegaciones de cualquier mal comportamiento de los empleados muy seriamente, y con este arresto se envía un enérgico mensaje de que cualquier empleado que cometa este tipo no se tolerará y será encausado con todo el peso de la ley”, dijo el departamento en una declaración que dio a conocer.

La investigación estuvo a cargo de la Policía de Miami-Dade, la Unidad de Asuntos Internos del MDCR, y la Fiscalía Estatal del Condado Miami-Dade .

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios