Policiales

Lo que Aduanas encontró en estos cuatro azafatos hizo que su viaje terminara en la cárcel

En un chequeo rutinario de Aduanas, en el Aeropuerto Internacional de Miami, lo que la autoridades detectaron que llevaban consigo cuatro asistentes chilenos de vuelo de American Airlines, no eran los artículos tipicos de los viajeros.

Con ellos, cargaban más de $22,000 en efectivo, según el Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP). Las autoridades alegan que los cuatro azafatos estaban lavando el dinero.

Carlos Alberto Muñoz-Moyano, 30, azafato de American Airlines, acababa de llegar de Chile cuando Asuanas le hizo un chequeo rutinario.

Le dijo al agente que solo tenia $100, pero le encontraron $9,000 en su persona, de acuerdo con el informe.

Después del incidente, Aduanas decidió chequear a varios asistentes de vuelo.

Varios tenían grandes cantidades de efectivo encima. A Miaria Delpilar Roman-Strick, de 55 años, le encontraron $7,300, y a Maria Isabel Wilson-Ossandon, de 48 años, $6,371. Arrestaron a una cuarta persona, Maria Beatriz Pasten-Cuzmar, pero no especificaron en el reporte si ella llevaba dinero consigo.


Las autoridades entrevistaron al grupo y les dijeron que Pasten-Cuzmar había conspirado con los otros tres para transportar los dólares estadounidenses hasta EEUU y entregárselos a una “persona conocida”.

En total, los sobrecargos traían $22,671, y todos dijeron que recibirían como pago un por ciento de la cantidad que cargaban. Traían el dinero contrabandeado para otra persona, de acuerdo con las autoridades.

Fueron arrestados y acusados de lavado de divisas y por envío ilegal de dinero de $300 a $20,000. A los cuatro los ingresaron a la carcel el martes por la mañana, y tenían órdenes de retención de inmigración, de acuerdo con NBC6.

American Airlines dijo al Miami Herald, “estamos tomando esto muy en serio y estamos cooperando con los cuerpos de seguridad durante su investigación”.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios