Huracanes

Inspectores verifican que las gasolineras estén listas para los huracanes

Un verdadero batallón de inspectores del gobierno estarán en las calles toda esta semana para asegurarse de que 1,584 estaciones de gasolina y terminales de combustible —incluyendo 124 en los condados Miami-Dade, Broward y Monroe— estén preparadas para la actual temporada de huracanes con generadores eléctricos instalados en los negocios en caso de una emergencia por falta de electricidad.

El Departamento de Agricultura y Asuntos del Consumidor de la Florida dijo que entre 40 y 50 inspectores estarían trabajando la semana entera cerciorándose de que las gasolineras que se encuentran a lo largo de la ruta de evacuación por huracanes tienen listos los interruptores que les permiten funcionar con seguridad con la energía de un generador en caso de interrumpirse el fluido eléctrico por culpa del paso de una tormenta.

La ley, que entró en efecto desdeel pasado 1ro.de junio, surgió luego de la terriblemente severa temporada de huracanes del 2005, agravada por el hecho de las largas filas en estaciones de gasolina que tenían gasolina, pero que no podían vender el combustible debido a la falta de corriente.

A las estaciones que no están preparadas con el generador eléctrico se les entregará un aviso y tendrán 10 días para concluir las labores de instalación, dijo Terence McElroy, portavoz del Departamento de Agricultura y Asuntos del Consumidor de la Florida, que es el encargado de llevar a cabo las inspecciones. ''Nuestro propósito no es con mucho castigar a nadie'', dijo McElroy, "sino lograr que las gasolineras cumplan con lo establecido''.Los negocios que no realicen los cambios pertinentes después del plazo otorgado podrían enfrentar una acusación de delito menor de segundo grado, apuntó McElroy.

Un informe hecho el pasado 31 de mayo por el Departamento de Protección Ambiental de la Florida halló que el 42% de las estaciones de gasolina de Miami-Dade, el 59% de Broward y el 20% de Monroe ya habían cumplido con la ley. El estudio excluyó a las grandes compañías que tienen a su cargo 10 o más gasolineras en una sola área.

McElroy admitió que muchos inspectores nunca habían visto un interruptor de este tipo antes de esta semana, pero que se sentía confiado que los empleados aprenderían sobre el asunto en los días siguientes."Tengo que reconocer que todo esto es algo nuevo para nosotros. No somos expertos, pero estamos aprendiendo sobre la marcha''.

  Comentarios