Frantz Samedi abraza a su hija muerta. La niña fue arrastrada por las aguas del huracán Ike.
Frantz Samedi abraza a su hija muerta. La niña fue arrastrada por las aguas del huracán Ike. MIAMI HERALD
Frantz Samedi abraza a su hija muerta. La niña fue arrastrada por las aguas del huracán Ike. MIAMI HERALD