Huracanes

Paloma cobra fuerza de huracán en ruta hacia Cuba

Infografía cedida por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami, de la posible trayectoria a seguir por el huracán Paloma.
Infografía cedida por el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami, de la posible trayectoria a seguir por el huracán Paloma. EFE

La tormenta tropical Paloma cobró fuerza de huracán el jueves en la noche a su paso sobre el cálido Caribe cerca de Honduras, mientras las Islas Caimán se preparaban para recibir su impacto.

La tormenta de finales de temporada se intensificó rápidamente. De depresión tropical fue incrementando su intensidad hasta alcanzar vientos sostenidos de 75 millas por hora.

El jueves en la noche se encontraba 200 millas al sur de Gran Caimán y no representaba una amenaza significativa para Estados Unidos.

Funcionarios del gobierno de las Islas Caimán emitieron una advertencia de huracán para el archipiélago, que según el Centro Nacional de Huracanes podría recibir hasta un pie de lluvia al paso de Paloma este fin de semana.

Se proyecta que este viernes la tormenta mantenga su rumbo norte, pero probablemente para el sábado girará al noreste, hacia las Islas Caimán y Cuba.

El trayecto de Paloma podría llevarla cerca de las Islas Caimán tarde el viernes y hacia la costa sur del centro de Cuba alrededor del mediodía del domingo. Se espera que cruce la isla y pase sobre las Bahamas el lunes.

Paloma se desplaza sobre agua cálida, y los meteorólogos dijeron que seguirá fortaleciéndose.

Pero la oportunidad de que la tormenta se intensifique terminará después del sábado por la noche, cuando Paloma enfrente fuertes vientos que podrían debilitarla en forma significativa. Paloma es la tormenta número 16 de la temporada, que termina el 30 de noviembre.

Es poco común que se formen tormentas tan tarde en la temporada, pero ha habido otros casos. El paso proyectado de Paloma luce similar a la ruta que recorrió en el 2001 Michelle, el último huracán de categoría mayor ocurrido en noviembre. Azotó el sudoeste de Cuba como un monstruoso ciclón de Categoría 4 el 3 de noviembre del 2001, matando a cinco personas, arrojó más de dos pies de lluvia y causó casi $2,000 millones en daños.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios