Huracanes

Desconéctela y baje el nivel de agua

Antes que llegue un ciclón esto es lo que debe hacer para proteger su piscina.

 Si teme una inundación, reduzca el nivel del agua unas tres pulgadas por debajo del desbordadero. Cierre la válvula del desbordadero para no dañar la bomba. El agua protege las paredes de la arena y otros objetos.

 Agregue cloro adicional para evitar la contaminación. La piscina también es una fuente de agua para lavar o usar en el baño si la casa se queda sin servicio de agua.

 No permita que nadie se bañe en la piscina una vez que agregue el cloro extra.

 Desconecte la electricidad en el control de circuitos, no sólo la bomba.

 Desconecte las luces y el dispensador de cloro de la piscina.

 Una vez que la bomba se enfríe, protéjala con una bolsa plástica.

 Envuelva el filtro expuesto con material impermeable.

 Retire la cerca de seguridad de la piscina y no permita que los niños se acerquen. Colóquela nuevamente tan pronto como pase el huracán.

 Entre los muebles del patio, no los eche a la piscina. Los muebles pueden dañar el acabado de la piscina.

 Retire los toldos y guárdelos.

Después que pase el huracán, esto es lo que debe hacer:

 Aunque esté llena de escombros, no vacíe la piscina. La altura del agua subterránea en nuestra zona es elevada y puede hacer que la piscina se salga de los cimientos.

 Sin electricidad para filtrar y aspirar la piscina tras un ciclón, pueden convertirse en criaderos de mosquitos. Para mantener una calidad razonable de agua, retire todos los desperdicios que hayan caído en la piscina.

 Si hay tierra en el fondo, un aparato llamado Leafmaster puede ser la solución. El Leafmaster, que se conecta al mango del cepillo para piscinas, usa una manguera de jardín para sacar la tierra del fondo y la deposita en una bolsa. Probablemente no sea de mucha ayuda si la piscina tiene mucho lodo.

 Si no le echó cloro adicional antes del huracán, écheselo después en forma de una solución de 10 por ciento de hipoclorito de sodio que se vende en recipientes amarillos o los granos de hipoclorito de calcio al 65 por ciento.

 Use la cantidad adicional de cloro según las recomendaciones del fabricante, para restaurar el color normal del agua. Mantenga el agua superclorada hasta que se restaure la electricidad. No permita que nadie se bañe en la piscina en este estado. El nivel de cloro para bañarse debe ser de entre 1 y 3 partes por millón.

 Si la piscina tiene huecos en el recubrimiento interior de Marcite u otros daños estructurales, necesita llamar a un experto.

 Para recibir más consejos, llame a la Asociación del Sector de Piscinas de la Florida al 305-937-0960.

  Comentarios