Huracanes

Expertos alertan que huracán Earl puede causar 'daños catastróficos'

El huracán Earl se alejaba de Puerto Rico este martes con vientos de 215 km/h y podría alcanzar la costa este de Estados Unidos antes del fin de semana donde se tema pueda causar "daños catastróficos'', alertaron meteorólogos estadounidenses.

A las 13H00 GMT el ojo del huracán se localizaba a 325 km al noroeste de San Juan, Puerto Rico, y a 370 km al este de Turcos y Caicos. El fenómeno avanza hacia el oeste-noroeste a una velociad de 20 km/h, dijo el Centro estadounidense de Huracanes (NHC).

Earl es un huracán categoría cuatro en la escala Saffir Simpson, con máximo en cinco, que se utiliza para medir la fuerza de los vientos. Un huracán categoría cuatro tiene el potencial de provocar "daños catastróficos'' y estructurales en la zona que alcanza, advierten los meteorólogos.

"Se espera alguna fluctuación en su fuerza'' en los próximos días, dijo el NHC, con sede en en Miami.

Los pronósticos señalan que Earl podría impactar Estados Unidos a la altura de Carolina del Norte a partir del jueves y viajar paralelo a la costa este hacia el norte.

La llegada de Earl a la región interrumpirá posiblemente los planes de muchos viajeros que pensaban disfrutar en la playas de la zona el fin de semana largo en Estados Unidos por el Día del Trabajo el lunes.

A su paso, Earl destruyó viviendas, arrancó árboles, bloqueó rutas y provocó cortes de energía en Puerto Rico y otras naciones del Caribe, incluídas las islas francesas de Saint Martin y San Bartolomé, donde miles se quedaron sin luz.

El centro de huracanes dijo que mientras Earl se aleja de Puerto Rico y las islas Vírgenes las condiciones de tormenta tropical continuarán afectando la región con fuertes ráfagas en áreas elevadas antes que los vientos huracanados puedan sentirse en las islas de Turcos y Caicos en la tarde del martes.

"Fuimos bastante afortunados de no haber recibido un impacto directo del huracán esta vez'', dijo el gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño a la cadena CNN.

"Esperamos volver a la normalidad en el curso del día y poder tener mañana (miércoles) un día normal de trabajo'', agregó, luego de haber declarado el lunes una suspensión de tareas administrativas en la isla por la llegada del ciclón.

Unas 174.000 personas estaban sin luz en Puerto Rico y 33.000 sin servicios de agua, dijeron las autoridades.

Las proyecciones del rumbo de Earl ubican el centro del huracán muy próximo a la costa este de Estados Unidos para el jueves, y tras desplazarse frente a la costa este podría llegar bien al norte hasta la provincia canadiense de Nueva Brunswick para el sábado.

Las violentas olas y ráfagas de lluvia y viento que provocará Earl pueden producir inundaciones repentinas y deslaves que amenazan la vida humana, advirtió el NHC.

La temporada de huracanes en el Atlántico norte se desarrolla durante seis meses entre junio y noviembre, y el punto alto de la estación se ubica entre septiembre y octubre, cuando se forma el mayor número de ciclones.

La tormenta tropical Fiona, en tanto, se ubicaba a las 12H00 GMT a 800 km al este de las Antillas menores y se desplazaba al oeste-noroeste con vientos máximos de 65 km/h, informó el NHC.

Este fenómeno podría fortalecerse lentamente, señalan los expertos, y tiene pronosticado un rumbo muy similar al de Earl en los próximos días.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios