Huracanes

Las contraventanas son esenciales para su protección

Si su hogar no está protegido por un sistema de contraventanas, este es el momento de poner esto a la cabeza de su lista de cosas por hacer. Las contraventanas son importantes no sólo para proteger sus ventanas contra objetos voladores, sino también para prevenir que entren vientos de fuerza de huracán en su hogar. Si se rompe una ventana. Cuando el viento entra en su hogar, ejerce una presión intensa sobre las paredes interiores y eso puede conducir al hundimiento del techo.

Las contraventanas instaladas de forma comercial cuestan generalmente entre $9 y $30 por pie cuadrado, según el Instituto de Seguros para Protección de Negocios y Viviendas. Para los que lo hacen por sí mismos, el costo es de un 50 por ciento menos por pie cuadrado.

Pero, a menos que usted sea extremadamente hábil, prefiera la instalación profesional. Una buena razón es que podría facilitar recibir créditos de huracán por parte de su compañía de seguros.

Si usted protege todas las ventanas, eso podría reducir la parte del viento de su seguro de un 6 a un 7 por ciento. Para calificar, la mayor parte de las aseguradoras requieren una verificación hecha por un ingeniero, contratista o arquitecto con licencia.

Tanto el condado Miami-Dade como Broward son considerados áreas de vientos de alta velocidad, y tienen los estándares más estrictos de todo el estado, afirmó Jaime Gascon, supervisor de la sección de control de productos de Miami-Dade.

Cuando salga a comprar sistemas de contraventanas, asegúrese de que los productos digan que están aprobados por Miami-Dade, lo cual cumple con todos los estándares a nivel del estado.

Pida el número del producto a un vendedor y compruebe que esté en la lista de productos aprobados en el website del Departamento de Recursos Reglamentarios y Económicos.

Antes de instalar contraventanas, compruebe también si su asociación de propietarios o su municipio o ciudad tiene pautas especificas.

Gascon dijo que se exige un permiso para la instalación de sistemas de contraventanas, lo cual es bueno, porque así un inspector certificará que el sistema se ha instalado adecuadamente.

Además, haga algunas comprobaciones antes de contratar a un instalador. Asegúrese de que tenga licencia, compruebe sus referencias y vea si se ha presentado alguna queja en su contra ante Better Business Bureau (Oficina para Mejores Negocios), el Departamento de Reglamentación de Negocios de la Florida o el gobierno de su condado. La mayoría de las quejas de los clientes se centran en instaladores que cobraron depósitos y luego empezaron a dar largas a los clientes o nunca regresaron a hacer el trabajo.

Por ejemplo, está el caso de las populares contraventanas Rolladen. El fabricante pidió a los consumidores que hicieran depósitos de hasta el 80 por ciento del costo, y prometió instalarlas en un plazo de tres meses, pero fue moroso en cientos de pedidos. El año pasado, el estado exigió al propietario de Rolladen, Robert Hoffman, que devolviera a sus clientes $730,000. La compañía puede fabricar las contraventanas pero no instalarlas, según el acuerdo con la Procuraduría General de la Florida.

Para echar un vistazo de primera mano a algunas de las opciones de ventanas y contraventanas que hay disponibles, The Miami Herald visitó una tienda de Lowe’s en Southwest Ranches:

Paneles de aluminio:

Antes de que amenace una tormenta, establezca un sistema de numeración para saber a qué ventana corresponde cada contraventana. Los paneles son además apilables, lo cual facilita almacenarlos.

El problema de estas contraventanas es que, una vez que se ponen, usted se sentirá como que vive en una cueva. Algunas versiones tienen algunas franjas transparentes que dejan entrar la luz, pero no todas las contraventanas con franjas transparentes están aprobadas en los condados Miami-Dade y Broward, así que compruébelo antes de comprarlas, dijo Chad Arbaugh, vicegerente de Lowe’s.

“Cuando hay una tormenta fuerte, asegúrese de cubrir sus ventanas de la mejor manera”, dijo.

Paneles transparentes:

Lowe’s tiene en inventario un panel transparente marca Storm Busters Clearview que está aprobado por los códigos. Un panel de 96 por 48 pulgadas cuesta $118 más $17 por el kit para armarlo. También se necesita una guía de metal (alrededor de $88) para unir dos paneles.

Contraventanas estilo toldo Bahama:

Contraventanas coloniales:

Contraventanas de acordeón:

Un pariente de las contraventanas de acordeón son las contraventanas enrollables, las cuales se cierran hacia abajo.

Ambas tienen versiones motorizadas más caras, que son convenientes para los condominios o para áreas de difícil acceso. Una contraventana enrollable motorizada cuesta alrededor de $60 por pie cuadrado tras instalación, según la Guía de reforzamiento del estado.

Para evitar la sensación de vivir en una cueva, algunas contraventanas de acordeón vienen con pequeñas portillas transparentes, pero compruebe siempre si están aprobadas por el código.

Ventanas resistentes a impactos:

Aunque son caras (una ventana de tamaño promedio cuesta unos $350), una vez que se tiene en cuenta el costo de comprar un sistema de contraventanas para la ventana, los precios pueden acercarse al de una combinación de ventana sin resistencia a impactos y contraventana.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios