Huracanes

Consejos de un experto en meteorología

Esta nueva temporada de huracanes tendrá un significado distinto para cada persona en el sur de la Florida.

Si usted lleva tiempo aquí, este año marcará 20 años desde el huracán Andrew, una de las tormentas más devastadoras que ha azotado a Estados Unidos.

Para otros, traerá memorias del 2005, cuando los huracanes Katrina y Wilma barrieron el sur de la Florida al mismo tiempo que daban la falsa impresión de que esto era lo peor de que eran capaces.

Y muchos en nuestra comunidad trashumante y temporal no han experimentado nunca una tormenta muy impresionante.

Sea cual sea su experiencia, la idea de un huracán trae consigo un sentimiento de temor. La mejor manera de enfrentar este temor y sobrevivir a salvo un ciclón es con conocimiento y un plan que responda estas preguntas:







Usted tendrá que contestar la primera pregunta antes de seguir planificando.

Vivir en una zona de evacuación significa que usted debe irse debido a las crecidas de tormenta. Pero si usted vive en un rascacielos, tiene necesidades especiales o vive en un parque de tráileres fuera de la zona, también tendrá que buscar un refugio temporal.

La mayoría de nosotros, no obstante, tendremos que quedarnos en nuestras casas y hacer lo mejor que podamos para protegernos del viento.

La medida más importante es sellar su casa para impedir la entrada del viento a través de cualquier apertura: ventanas, puertas y portones de garaje. Una vez que el viento se cuela en una estructura, puede pasar cualquier cosa.

Las ventanas y contraventanas resistentes a los impactos son las mejores. Si tiene que usar planchas de plywood, deben tener un grosor de ¾ pulgadas. La madera tiene que quedar justa dentro del marco.

Cualquier brecha a causa de una instalación mal hecha, ya sean contraventanas o plywood, podría inutilizar su protección.

Haga una lista de los abastecimientos de supervivencia que se necesiten durante y después de una tormenta. Lo que necesita dependerá de su situación particular.

Como mínimo, debe prepararse para arreglárselas sin ayuda exterior por lo menos tres días. Eso significa un galón de agua al día por persona, comida, las medicinas necesarias y un botiquín de primeros auxilios.

Finalmente, no se las dé de meteorólogo aficionado y “piense” que usted sabe lo que va a pasar.

Limítese a seguir los pronósticos y recomendaciones oficiales de los funcionarios de manejo de emergencias. No confíe en la prensa nacional, que solamente da información general y no entiende los detalles de nuestra región.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios