Huracanes

Empiece a podar sus arboles desde ahora

Preparar su jardín para el paso de un huracán empieza mucho antes de que se dé nombre a una tormenta. Los expertos afirman que lo principal es plantar adecuadamente en primer lugar, y podar todo el año.

Todo empieza con lo que usted decida plantar, y dónde.

Adrian Hunsberger, agente de horticultura urbana de la Oficina de Extensión del Condado Miami-Dade y la Universidad de la Florida, dijo que los dueños de viviendas deben tener en cuenta el tamaño al que se espera crezca un árbol, tanto encima como debajo del suelo, antes de decidir dónde plantarlo.

Fíjese en el tendido eléctrico, en el que se podrían enredar las ramas.

“Si usted no planta con prudencia, estará contribuyendo a todos los daños que se sufran y las razones por las que todos tengamos apagones”, dijo Hunsberger.

Igualmente importante, dijo Hunsberger, es asegurarse de que el árbol tenga suficiente espacio para echar raíces. Los arboles grandes, tales como el encino (live oak), necesitan hasta 25 pies de espacio para que sus raíces prendan adecuadamente, afirmó. Eso significa que el árbol se debe plantar a esa distancia de su casa, las aceras u otras estructuras que pudieran interferir con el sistema de raíces.

“Usted compra un arbolito en un vivero, y parece una cosita de nada. Pero si va a acabar siendo un árbol de 40 pies de alto, ¿es una buena idea plantarlo a 10 pies de la casa? La respuesta es ‘No’”, dijo Hunsberger.

Y antes de plantar el árbol, asegúrese de que las raíces no estén torcidas en el tiesto; las raíces deben crecer rectas. De modo que corte cualquier raíz retorcida antes de plantarlo, dijo Hunsberger.

El cuidado de un árbol no termina cuando está finalmente plantado en la tierra. Una vez que se planta adecuadamente un árbol, es importante podarlo correctamente todo el año, y no sólo cuando comienza la temporada de huracanes, dijo Edward F. Gilman, profesor del departamento de Horticultura Medioambiental de la Universidad de la Florida.

Los arboles deben tener un solo tronco principal.

“Lo ideal es que las ramas sean mucho más pequeñas que el tronco”, dijo Gilman.

Esto hace que la unión del tronco y la rama sea mucho más fuerte. Las ramas tenderán menos a quebrarse, y el árbol tendrá menos posibilidades de caerse.

Muchos árboles no han sido podados correctamente durante su vida, pero eso no significa que sea demasiado tarde para empezar, dijo Gilman. Comience por llamar a un arbolista certificado.

“Lo más importante es podar. Si se ha descuidado, usted puede empezar ahora mismo”, dijo Gilman.

Podar no sólo se trata de mantener las ramas del tamaño adecuado. Las copas de los árboles demasiado frondosos se deben aligerar cuando se acerca la temporada de huracanes, dijo Hunsberger.

Luego del paso de una tormenta, hay medidas que usted puede tomar para mejorar las probabilidades de que árboles caídos o dañados sobrevivan.

Artículos relacionados el Nuevo Herald

  Comentarios