Huracanes

Beryl se convierte en el primer huracán de la temporada del Atlántico

Beryl, una tormenta tropical pequeña y difícil de diagnosticar, se intensificó rápidamente en horas de la madrugada del viernes y se convertió en el primer huracán de la temporada, dijeron meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Debido a su pequeño tamaño —los vientos se extienden a solo 35 millas de su centro— los expertos dijeron que la tormenta podría seguir cambiando a gran velocidad.

Los expertos no creen que la tormenta, que se dirige hacia las Antillas Menores, cause daños de consideración en tierra y pronostican que se encontrará con cizalladura del viento que podría convertirla otra vez en una tormenta tropical antes de que toque las islas. Sin embargo, lluvias copiosas y vientos con ráfagas aún podrían afectar algunas zonas de las islas.


A las 5 a.m., los meteorólogos dijeron que los vientos sostenidos llegaban a las 75 millas por hora (mph), un aumento drástico con relación al jueves cuando Beryl se intensificó hasta convertirse en perturbación ciclónica. La tormenta se hallaba a más de 1,100 millas al este, al sureste de las Antillas Menores, y se dirigía al oeste a razón de 14 mph.


Según los meteorólogos, dentro de un día o dos, la baja cizalladura del viento permitirá que Beryl continúe fortaleciéndose. Aunque han proyectado vientos máximos de solo 85 mph, los meteorólogos han advertido una y otra vez que no se sienten confiados a la hora de pronosticar una tormenta tan pequeña e impredecible.

Beryl es el huracán en formarse más al este de un sistema africano en agosto hasta la fecha, de acuerdo con el investigador Brian McNoldy, de la Escuela de Ciencias Marinas y Atmosféricas Rosenstiel, perteneciente a la Universidad de Miami (UM).

Las tormentas que se forman al sur del Mar Caribe, donde las aguas son más cálidas, son mucho menos frecuentes.

  Comentarios