Huracanes

Se calienta el Atlántico con dos perturbaciones y una tormenta tropical

Se calienta el Atlántico con dos perturbaciones y una tormenta tropical

A medida que nos acercamos al punto más álgido de la temporada de huracanes del 2018, toda la atención se concentra en el Atlántico donde la situación ha comenzado a ponerse seria.
Up Next
A medida que nos acercamos al punto más álgido de la temporada de huracanes del 2018, toda la atención se concentra en el Atlántico donde la situación ha comenzado a ponerse seria.

A medida que nos acercamos al punto más álgido de la temporada de huracanes del 2018, toda la atención se concentra en el Atlántico donde la situación ha comenzado a ponerse seria.

En primer lugar está la tormenta tropical Florence. En determinado momento de la semana pasada catalogado como un poderoso huracán de Categoría 3, Florence se ha debilitado en los dos últimos días. Sin embargo, se pronostica que esta situación cambie este fin de semana.

Los expertos pronostican que Florence volverá a fortalecerse hasta devenir huracán de Categoría 1 para el sábado, huracán de Categoría 2 para el domingo, y un fuerte huracán de Categoría 3, problemente para la semana próxima.

Lissette González, meteoróloga de CBS4, dijo que es demasiado temprano para decir qué impacto —si es que tiene alguno— sentirá la costa este debido a Florence, ya que los modelos de pronósticos son muy variados y no coinciden.

Algunos modelos indican que Florence estará al sur o cerca de las Bermudas a principios de la semana entrante y luego enfilará hacia la costa este, mientras según pronostican otros, Florence podría dar un giro hacia el norte y permanecer lejos de la costa.

De cualquier modo, todo el mundo en Bermuda y a lo largo de la costa Atlántica deberá seguir de cerca su trayectoria y estar vigilante. Sin embargo, estas no son las únicas tormentas que se están formando.

El Equipo del Tiempo de CBS4 está monitoreando con atención dos perturbaciones tropicales que están en la zona este del Atlántico.

Un sistema de baja presión localizado a unas 650 millas al oeste de las Islas de Cabo Verde gradualmente se está organizando mejor.

Los aguaceros y tormentas permanecen muy concentrados. Se cree que esta perturbación se convierta en depresión tropical en horas de la tarde del viernes o a la llegada de la noche, en tanto continúe moviéndose en dirección oeste por el Atlántico.

La tormenta tropical Florence se fortalece en su desplazamiento por el Atlántico y ahora tiene vientos máximos sostenidos de 60 millas por horas (95 kilómetros por hora), pero no representa ningún peligro para zonas pobladas.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) dijo que existe una alta posibilidad de un desarrollo ciclónico en las próximas 48 horas.

Una segunda onda en la zona este del Atlántico cerca de la costa oeste de Africa también se está definiendo mejor. Las condiciones ambientales son propicias para el desarrollo y es posible que se convierta en una depresión tropical o tormenta tropical en horas de la tarde del viernes o a la caida de la noche a medida que siga avanzando hacia el oeste-noroeste por el este del Océano Atlántico.

Los expertos señalan que hay grandes posibilidades de que se torne en un huracán.

Los próximos nombres en la lista de la temporada de huracanes del Atlántico son Helene e Isaac.

  Comentarios