Huracanes

Ordenan evacuaciones en costa sureste de EEUU ante avance del poderoso Florence

Miles de personas en la costa sureste de Estados Unidos recibieron la orden de evacuar este lunes ante el avance del “extremadamente peligroso” huracán Florence, que podría descargar la furia de sus vientos de 140 millas por hora (220 km/h) en algún lugar de Carolina del Norte o Carolina del Sur el próximo jueves.

El ciclón se intensificó aún más en las cálidas aguas del Atlántico, aunque todavía es un huracán categoría 4 en la escala de intensidad Saffir-Simpson de un máximo de 5, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

“Florence está creciendo en tamaño y fuerza. Alertas de huracán y de oleaje serían emitidos el martes en la mañana”, advirtió el CNH en su boletín de las 5:00 p.m. del lunes.

Se desplaza hacia el oeste-noroeste y se pronostica que girará hacia el noroeste el miércoles en la noche y en esta trayectoria el ojo del huracán se acercará a la costa de Carolina del Sur o del Norte el jueves.

En Carolina del Norte se emitió una orden de evacuación obligatoria para Cabo Hatteras, en el rosario de islotes que están frente a la costa, y se espera que este martes evacúen otras zonas.

El gobernador del estado, Roy Cooper, pidió a los ciudadanos tomar en serio la amenaza que representa un huracán de esa intensidad.

“El pronóstico coloca a Carolina del Norte en la trayectoria del huracán Florence, y se está volviendo cada vez más fuerte. Cuando los pronósticos meteorológicos nos dicen que ‘amenaza la vida’, sabemos que es grave”, advirtió Cooper.


En Carolina del Sur, el gobernador Henry McMaster dijo en una conferencia de prensa que la evacuación obligatoria iniciará este martes a lo largo de la costa de ese estado y es posible que se tengan que movilizar un millón de personas.

“Entendemos que esta orden de evacuación va a ser un inconveniente para algunas personas, pero no queremos arriesgar la vida de ninguna persona en Carolina del Sur”, dijo McMaster.

En ese estado se esperan fuertes vientos, lluvias intensas y un oleaje que pudiera ocasionar peligrosas resacas.


Las escuelas permanecerán cerradas hasta nuevo aviso y es posible que cierren los negocios y las oficinas públicas.

Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia se encuentran en estado de emergencia desde el viernes pasado, mientras que el gobernador de Florida, Rick Scott, ha pedido a los residentes que se preparen aunque no se espera que el huracán tenga en su ruta al llamado estado del Sol.

Scott habló el lunes con sus colegas de las Carolinas, Georgia y Virginia y les ofreció recursos y asistencia tras el paso de Florence.

“Hoy, en el primer aniversario de la llegada destructiva del huracán Irma a los Cayos de Florida, recordamos cuán horrorosos pueden ser los impactos de un sistema tropical como Florence. Anticipándonos a los devastadores impactos del huracán en nuestros estados vecinos, estoy ofreciendo todos los recursos disponibles de Florida para ayudar a prepararse, responder y recuperarse del huracán”, dijo Scott.

El gobernador detalló que Florida está listo para ayudar con equipos y vehículos de emergencia y que ya están activos los miembros de la Guardia Nacional para desplegarse de inmediato donde sea necesario.

De acuerdo con el pronóstico actual del Servicio Meteorológico Nacional, el principal impacto de Florence en Florida será con condiciones de oleaje extremadamente peligroso, incluidas las corrientes de resaca que amenazan la vida a lo largo de la costa este.

Una persona se ahogó y otras dos resultaron heridas el domingo en el Condado Volusia de Florida, donde hay un fuerte oleaje que expertos atribuyen al huracán Florence.

Funcionarios de Seguridad Vial de Volusia dijeron que rescataron a 13 víctimas del oleaje, donde las olas son más grandes de lo normal y hay un elevado riesgo de fuertes corrientes, informó Clickorlando.com.

Los salvavidas rescataron a un hombre de 64 años inconsciente en New Smyrna Beach, y fue declarado muerto en un hospital, dijeron las autoridades.

Florence se encontraba a las 5:00 p.m. del lunes a 525 millas (845 Km) al sur sureste de las Bermudas y a 1,170 millas (1,880 km) al este sureste de Cabo Fear, en Carolina del Norte, según el boletín del CNH.

En cuanto al huracán Helene, este mantiene sus vientos máximos sostenidos en 105 mph (165 km/h) y es un ciclón de categoría 2.

Helene se encuentra a 475 millas (765 Km) al oeste del extremo sur de las islas de Cabo.

Mientras, el huaracán Isaac se desplazaba hacia el oeste con vientos en 75 mph (120 km/h) y está ubicado a 1,090 millas (1,755 km) al este de las Antillas Menores. Con esta trayectoria, el centro del ciclón cruzará las Antillas Menores para ingresar en el este del mar Caribe el jueves.

En lo que va de la temporada de huracanes en el Atlántico, que comenzó el 1 de junio y finaliza el 30 de noviembre, se han formado nueve tormentas y cinco huracanes: Beryl, Chris, Florence, Helene e Isaac.

Siga a Sonia Osorio en Twitter: @soniaosoriog
  Comentarios