Opinión

Sobre palabras huecas literatura

Miles de personas visitan en noviembre del 2015 la Feria del Libro de Miami, que se lleva a cabo en el recinto Wolfson del Miami Dade College.
Miles de personas visitan en noviembre del 2015 la Feria del Libro de Miami, que se lleva a cabo en el recinto Wolfson del Miami Dade College. el Nuevo Herald

El downtown de Miami se ha visto en el ojo del huracán electoral. En una misma semana ambos candidatos a la presidencia, Hillary Clinton y Donald Trump, estuvieron en Bayfront Park, y el presidente Obama llevó sus arengas al Miami Dade College. La pregunta del millón: ¿Hay vida después de las elecciones?

La respuesta es un rotundo sí. De la fealdad del idioma, cuya expresión más crasa es el insulto, pasamos a la palabra medida, a la idea esclarecida, a la elegancia del discurso sobre los enigmas eternos de la humanidad. Es decir, pasamos a la Feria del Libro de Miami.

Una característica de la Feria del Libro de Miami es el bilingüismo, afín a la ciudad, quizás la única en el país realmente bilingüe. El periodista Jorge Ramos inaugura el Programa de Autores Iberoamericanos con la presentación del libro Sin Miedo – lecciones de rebeldes y poderosos, en el que presenta una visión optimista de los latinos y su creciente influencia política y cultural.

Tratándose de un año electoral no pocos invitados apuntan a la política, pero entiéndase por política el debate filosófico y el análisis objetivo. Contaremos con el veterano estratega James Carville, la galardonada columnista del New York Times Maureen Dowd y uno de los más coloridos participantes de la contienda, Bernie Sanders.

Géneros literarios para todos los gustos

Poesía, misterio, novela, cuento, historia, biografía, ciencia, deportes, salud, cocina, comics y, no faltaba más, literatura infantil. La directora de la Feria, Lissette Méndez, recalca que este año buscan una mayor concentración en la comunidad, y en los miembros más pequeños de ésta. Decían los antiguos que la vacuna más eficaz contra la demagogia es fomentar la lectura en la niñez. Desde el sábado 19 se abre el campamento de los niños, el Children’s Alley, un recinto lleno de magia, cuentos y juegos.

Entre las luminarias de las letras iberoamericanas, la escritora española Julia Navarro charlará con Gina Montaner de su novela Historia de un canalla, y la narradora mexicana Laura Esquivel, autora de Como agua para chocolate, presentará el libro A Lupita le gustaba planchar.

Pero no hay fiesta sin música. El Porch tendrá música en vivo, espectáculos, locura y, a la vez, silencio para disfrutar de una cerveza o dos aislado en la poesía. El Porch ofrece audífonos y horas de poesía grabada. Después de un largo día de reuniones —y no pocas dedicadas a la manía de hablar porque se tiene boca— resultará refrescante ponerse los audífonos y escaparse a la poesía, como diciéndole al mundo, perdón, pero aquí me bajo unos minutos.

Eso de aislarse no le parece muy apetecible a una estudiante de arquitectura amante de los libros. “Todos los días hay alguien nuevo que conocer. La feria saca a relucir tu mejor versión. Te sientes protagonista en una gran obra de teatro, y así, rodeada de libros, ideas, escritores, rodeada de música, bueno, es natural que una se sienta interesante y susceptible al amor. Eso sí, en la Feria el amor entra por los oídos, así que a pulir el idioma”.

Y hablando de idioma pulido, he aquí unas líneas de la nueva obra de Julia Navarro, que sin proponerse bien podrían ser el epílogo ideal a un año de politiquería: He mentido, engañado y manipulado a mi antojo sin que me importaran las consecuencias. He destruido sueños y reputaciones, he traicionado a los que me han sido leales, he provocado dolor a aquellos que quisieron ayudarme. He jugado con las esperanzas de quienes pensaron que podrían cambiar lo que soy. Soy un canalla y no me arrepiento de serlo.

Director del Downtown Arts and Science Salon. DassMiami.com. Su más reciente novela es Women Loved Dr. Böll.

  Comentarios