Opinión

ATRÉVETE Y OPINA: La pastilla ‘Adderall’ revoluciona las aulas, ¿vale la pena el riesgo?

Nota del editor: los nombres de los estudiantes han sido reemplazados con seudónimos para proteger sus identidades.

¿Es Adderall la anfetamina equivalente a las píldoras de éxtasis de los años 60? ¿Tiene efectos secundarios? ¿Para qué la usan los estudiantes?

Adderall ha causado sensación por varios años en las aulas de las escuelas y Universidades de Estados Unidos. En términos médicos, las pastilla contiene anfetamina y dextro-anfetamina, que estimulan el sistema nervioso central y los químicos en el cerebro y nervios que contribuyen al control de los impulsos e hiperactividad.

La medicina se usa para el tratamiento de la narcolepsia y el trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH; ADHD por sus siglas en inglés).

“Yo uso Adderall hace dos años y siempre me ha ido muy bien para concentrarme antes de un examen difícil o de mucho contenido”, explica Arielle, de 21 años, estudiante de la Universidad de la Florida.

Adderall es una pastilla que solo puede conseguirse legalmente con prescripción de un doctor, pero según investigaciones hechas en varias universidades de la Florida la compra y venta de esta medicina corre por las aulas como el agua.

“Si no tomo una de estas pastillas me es imposible concentrarme”, explica María, una estudiante de la Universidad de Miami. “Mis notas son mucho mejores cuando me tomo la pastilla pero por otro lado a veces me cuesta dormir por la noche”.

El problema con esta pastilla es que tiene efectos secundarios y puede crear una adicción, según explican varios estudios publicados por la CNN y BBC entre otras.

La pastilla no es solo muy famosa entre los jóvenes sino que también la usan los estudiantes de postgrado para poder escribir sus tesis doctorales, y a la vez trabajar media jornada en sus respectivos empleos. Según Alan De Santis, profesor de comunicaciones en la Universidad de Kentucky, que ha realizado investigaciones sobre el uso de estimulantes, “cuanto más tiempo te quedas en el campus, es más probable que (el estudiante) acabe tomándola”.

Como estudiante recién graduada de la Universidad de Florida me preocupa que las futuras generaciones den por sentado que es algo natural tomar drogas para estudiar.

Creo que como sociedad deberíamos apoyarnos entre nosotros, los estudiantes, y buscar otras formas más dinámicas de estudiar, como por ejemplo en grupos, en los que puedes hablar sobre los temas que van a salir en el examen y discutir en voz alta para que el estudio sea más interesante y ameno.

Addreall es el camino fácil, pero a largo plazo puede causar daños en el cerebro y crear efectos secundarios como náuseas y ataques cardíacos, explican varios estudios.

Cuéntanos tu experiencia y qué piensas sobre el tema. ¿Realmente hay tanta gente que padece de falta de concentración, o es simplemente una cuestión de ponerse a estudiar y superar los retos?

  Comentarios