Editorial

EN NUESTRA OPINIÓN: Los estudiantes de Parkland mueven montañas

El jefe de policía del condado Broward, Scott Israel, anunció que los agentes llevarán fusiles en las escuelas públicas.
El jefe de policía del condado Broward, Scott Israel, anunció que los agentes llevarán fusiles en las escuelas públicas. TNS

Han pasado solamente unos días, pero ya los estudiantes activistas que sobrevivieron a la masacre en la escuela de Parkland están moviendo montañas, inspirando a muchos y convirtiéndose en una amenaza para muchos otros.

▪ Los estudiantes de la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, un padre que perdió a una hija en la matanza de la semana pasada, y otro que perdió un hijo en Sandy Hook, tuvieron una emotiva “sesión de terapia” televisada con el presidente Trump el miércoles en la Casa Blanca. Trump escuchó sus historias de dolor, de ira, de angustia, y las exigencias de que haga algo para detener las matanzas. Conmovieron a un hombre que no ha mostrado una gran empatía con los demás. “Comparto su dolor”, les dijo Trump. “Para mí, no podría haber nada peor que lo que ustedes han pasado”.

El Presidente expresó su apoyo a hacer más estrictas las revisiones de antecedentes de los que quieren comprar un arma, y de armar a los maestros y personal escolar, una idea que merece un debate pero que puede ser muy peligrosa. (No mencionó una prohibición de los fusiles de asalto). También dijo que pediría incrementar las medidas sobre salud mental. Curiosamente, su propuesta de presupuesto reduce fondos del Medicaid, que destina fondos federales al tratamiento de problemas mentales, y recorta programas de seguridad escolar, aparte de rescindir una regulación del gobierno de Obama que impedía que algunos ciudadanos con enfermedades mentales pudieran adquirir armas de fuego.

▪ El jefe de la policía de Broward, Scott Israel, anunció que ahora los agentes llevarán fusiles en las escuelas públicas. Pero los agentes deben estar bien entrenados para usarlos. La idea de estudiantes y maestros huyendo del peligro y atrapados en un fuego cruzado, o que caigan bajo los disparos de los mismos policías, es escalofriante. La nueva norma debe implementarse con mucho cuidado. Y hablando de Broward, el superintendente Robert Runcie, por lo general estoico y discreto, pero efectivo, tuvo una presencia impresionante al dirigirse al público en la reunión organizada el miércoles por la noche por CNN sobre el tiroteo.

▪ En Miami-Dade, el superintendente de las escuelas públicas, Alberto Carvalho, ha solicitado $30 millones adicionales a la Legislatura de la Florida para mejorar la seguridad en los planteles contra atacantes armados. Los fondos se usarán para instalar cristales blindados en puertas y ventanas, implementar sistemas avanzados de revisión de medios sociales, y contratar más policías, expertos en salud mental y trabajadores sociales que detecten a estudiantes con problemas que puedan degenerar en actos de violencia. Son ideas que merecen nuestro respaldo.

▪ Los estudiantes tuvieron un gran triunfo cuando su petición en GoFundMe para recaudar $1 millón produjo $3.5 millones para sus esfuerzos. Gran parte de ese dinero provino de celebridades, entre ellas Oprah Winfrey y George y Amal Clooney. Exhortamos a los estudiantes a usar esos fondos sabiamente, sin dar ninguna razón a los enemigos para que ataquen.

▪ Hablando de enemigos, los estudiantes aprendieron otra lección sobre lo que puede suceder cuando se crea un movimiento justo. El martes, los republicanos de la Cámara estatal votaron despiadadamente por bloquear el debate sobre una prohibición a los fusiles de asalto. El miércoles, muchos de ellos trataron con desdén a un grupo de estudiantes que fueron a Tallahassee a hablar de leyes más estrictas de control de armas. “Hay que tener mucho cuidado con la autoridad que uno le da al gobierno”, dijo el presidente de la Cámara, Richard Corcoran. Y después, un asistente dijo falsamente que dos líderes estudiantiles eran provocadores y actores pagados. Fue una acción despreciable que le costó el empleo.

Moraleja: si te quieren menoscabar, es que estás haciendo un buen trabajo.

  Comentarios