Editorial

EN NUESTRA OPINIÓN: El peligro de armar a los maestros

Padres y estudiantes caminan hacia la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas el 25 de febero para asistir a una reunión.
Padres y estudiantes caminan hacia la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas el 25 de febero para asistir a una reunión. el Nuevo Herald

Armar a los maestros, una idea que el presidente Trump ha elogiado decididamente después de la masacre en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas, es una noción que nos parece desacertada.

Sospechamos que la ideología tiene mucho que ver con posturas como la del Presidente. Pero hay grupos a los que él afirma respetar y que piensan que armar a los maestros para mantener a raya a un asesino en el caos de un tiroteo es una idea peligrosa. Tal vez puedan convencer al Presidente.

Agentes de la ley

Los jefes de policía están expresando sus opiniones. James Craig, que dirige el departamento de policía en Detroit, está a favor de armar a algunos maestros. Propone un riguroso proceso de examen, y si el maestro es un ex militar o un ex policía, mejor aún. Pensamos que hay un mar de dudas. El comisionado de policía de Nueva York, Bill Bratton, dijo que dar armas a los maestros es el colmo de la locura.

Los agentes de la ley y el orden, en general, quieren dejar el poder de fuego a los profesionales, asegurando que haya policías bien armados y entrenados en las escuelas, y que no pase como sucedió con el asignado (o los asignados) a la secundaria Stoneman Douglas que no entraron en el plantel.

Afroamericanos

Las estadísticas, las encuestas y las historias son claras. Los estudiantes de minorías, de ambos sexos, sufren un castigo desproporcionado por infracciones menores, y se les castiga con más severidad que a sus compañeros blancos por la misma infracción. Recuerden que ahí es donde empieza la vía de la escuela a la prisión, lamentablemente.

Los estudios muestran que las maestras jóvenes y blancas sienten con frecuencia temor de los estudiantes negros, aunque sean niños y sea cual sea su conducta.

Pero probablemente esta no sea una parte del electorado a la que el Presidente preste gran atención. Esos padres y estudiantes preocupados deben ser escuchados, pero posiblemente encuentren oídos más receptivos en los gobiernos locales y de los estados.

Veteranos de guerra

VoteVets, una organización progresista de veteranos, expresó en Twitter lo siguiente sobre dar armas a los maestros: “Aumenta las probabilidades de que caigan niños bajo el fuego cruzado, aumenta la confusión cuando los equipos SWAT traten de identificar al agresor armado y aumenta enormemente las probabilidades de un tiroteo accidental”.

Ellos deben saberlo.

Saben que crearía un caos.

Maestros

En un discurso que dirigió el viernes pasado al Comité de Acción Política Conservadora (CPAC), su base de apoyo, el presidente Trump dijo: “Un maestro lo habría hecho trizas antes de que supiera lo que estaba pasando” si un adulto armado hubiera confrontado al asesino Nikolas Cruz en Stoneman Douglas.

Los maestros no están de acuerdo. Ya tienen bastante que hacer además de detener a un loco armado. Han demostrado su valor muchas veces en tiroteos en distintas escuelas del país protegiendo con sus cuerpos a sus estudiantes, como hicieron tres educadores que perecieron en Parkland.

Detener a los criminales y proteger a las personas es tarea de los profesionales.

  Comentarios