Columnistas & Blogs

Melatonina para la fobia a los truenos

Con la temporada de lluvia podemos esperar violentas tormentas de verano -como las que sufrimos recientemente- trayendo consigo tronadas y quizá granizos. Muchas mascotas -gatos, pero principalmente perros- padecen de un temor excesivo a los truenos y relámpagos, y a veces a los fuegos artificiales. Pero no se asuste. Este trastorno es relativamente común en perros, aunque en casos extremos algunos exhiben una reacción destructiva, orinándose, destruyendo muebles, o incluso intentar salir por la ventana y dañándose en el intento. Lamentablemente, algunos dueños frustrados, sin saber qué hacer, optan por deshacerse de su mascota. Los perros con astrofobia (miedo a los truenos, etc.) se ven muy ansiosos durante las tronadas; tiemblan, se esconden en el baño, debajo de la cama o de un mueble y tienen miedo a salir, aún horas después que pasó la tormenta. Si su perro se dirige a cierto lugar de la casa durante una tronada y no parece agitado, déjelo tranquilo o háblele suavemente, dándole apoyo y haciéndole sentirse seguro.

A algunos perros se les puede enseñar a no temer los truenos y otros sonidos estrepitosos, pero para los que no cambian su comportamiento hay tratamientos naturales o farmacológicos que reducen la ansiedad. Como siempre, consulte con su veterinario antes de tomar acción, en especial si su perro sufre de alguna enfermedad en particular. Según los doctores Nicholas Dodman y Linda Aronson, del Centro Médico Veterinario de la Universidad de Tufts, uno de los tratamientos naturales más efectivos contra la astrofobia es la melatonina, que los humanos usamos para tratar el insomnio y se compra sin receta en farmacias y tiendas de alimentos naturales. La melatonina se vende en cápsulas y tabletas en dosis de 200 microgramos (mcg), 3 miligramos (mg), etc. Recuerde que 1 mg equivale a 1,000 mcg y que la dosis correcta depende del peso del animal: para perros de menos de 30 lbs, Aronson sugiere comenzar con una dosis baja de 1.5 mg. Menores dosis para perros pequeños o tipo toy. Es muy importante que lea cuidadosamente las etiquetas en los frascos de melatonina ya que algunos vienen con otros nutrientes o hierbas que podían no ser seguras para su mascota. Como la melatonina no está regulada por la FDA, la calidad varía de un fabricante a otro, por lo que es mejor consultar con un vendedor que merezca su confianza. Algunos veterinarios venden melatonina, lo que asegura su calidad. Usted puede darle a su mascota melatonina antes de irse de casa si se pronostican tronadas, o administrarla cuando son inminentes y su perro se ve agitado. Evite en lo posible los tratamientos con drogas contra la ansiedad (Xanax, etc.). mbush@herald.com

  Comentarios